DE LA TIBIEZA Y MONOTONÍA DEL TC2000 UNA SEMANA ATRÁS.

Al empuje y sensaciones generadas por el Turismo Nacional. El Autódromo de San Nicolás, una de las ciudades ribereñas, aquejada por el humo provenientes de campos de islas del Delta y Entre Ríos, sin responsables a la vista, que llegó hasta la Capital Federal, vivió un fin de semana revitalizado apoyado por un espectáculo que satisfizo. Y fundalmentalmente, por la gran afluencia de fervoroso público que cubrió las tribunas y el contorno del circuito nicoleño «donde no se pasa nadie», según rezan «libros» de autores que habitan el automovilismo argentino.

Mirá las tribunas completas. El gran dato del fin de semana

No les falta razón en parte, en visionauto se sostiene que trazados de esas características, no potencial las posibilidades de asistir a carreras entretenidas, y menos aún veloces con el acelerador a fondo unos instantes al menos. Hay antecedentes para certificarlo. Sin embargo, el TN ofreció un espectáculo que llevó a que el gentío volviera contento a sus casas.

Hubo carreras para engancharse, las tres series de la Clase 3 resultaron imperdibles, sin treguas (ganadas por Alfonso Domenech, Julián Santero y Carlos Javier Merlo), y la final de la Clase 2 transito un camino similar. No así, cuando se esperaba mucho más, la final de la «3» no diera los frutos esperados ante el claro triunfo de Santero en el Toyota Corolla oficial.

Ruedas al aire, en el Corolla, Santero no dejó dudas (Foto Toyota Gazoo Racing)

El mendocino vigente campeón no ganaba desde el 28-2-21 en Bahía Blanca, y lo antedecían cuatro carreras sin resultados. Si bien aún alejado en el puntaje y alegando los usuarios de Toyota encontrarse en inferioridad por la menor potencia de los motores, la victoria afirmó “me sirve como gran motivación para lo que vendrá”. Atención, tanto Santero como Merlo corrieron con sus autos livianos, sin lastres y en un circuito de velocidad media. Lo que vendrá serán cuatro fechas, incluída la carrera en Buenos Aires (6-11) con conocidos pilotos invitados.

¡Que invitado! Agustín Canapino va a debutar en TN. Va a correr como invitado de su amigo Manuel Mallo con el Cruze de Clase 3, en la esperada carrera dek 6 de noviembre en el Gálvez porteño. ¿Como le irá al Titán con el «chapa-chapa»?

Merlo en el Corolla negro, escoltó a Julián, quien al saberse con segudos a favor cuidó las gomas y el auto, por las dudas. Merlo a más de dos segundos y más atrás el Ford Focus de Matías Muñoz Marchesi. El chaqueño avanzó ante el roce entre los Chevrolet Cruze de Jonatan Castellano y Jerónimo Teti, ambos de Lobería y el uruguayo Mauricio Lambiris en su Corolla color naranja quinto luego de que lo perjudicara Alfonso Domenech cuando lo tocó desde atrás. Pese a devolverle el lugar, los comisarios de la CDA lo sancionaron con un «pase y siga» y lo sacaron de la pelea, tanto que recién apareció 20º. Gran labor, 11º, de Gastón Iansa en su Focus, luego de largar 40º; detrás Leonel Pernía; Leo en el Focus volvió a “levantar” para descargar kilos de lastre como en Río Hondo, cuando hace poco con Facu Chapur protagonizaron una final para censurar.

Cortados en la punta del campeonato, Castellano 171 puntos; uno más tan sólo que Merlo. Ahora bien, un detalle para tener muy en cuenta, no ganaron al menos una vez al momento y el reglamento exige hacerlo al menos una vez para con más puntos, celebrar un campeonato. Teti 136, Chapur 136, Urcera 136. ¿Pernía?, 129.

Procacitto victoria, lágrimas y el dolor que persiste.

En la  Clase 2 se impuso el santafesino de Las Rosas, Ignacio Procacitto (VW Gol Trend). Su primera y luchada victoria se vio envuelta en un clima de recuerdos, tristeza y melancolía rodeado por sus padres y hermana. La familia sufrió un duro golpe en mayo pasado, cuando murió en un accidente un hermano de Ignacio.

Papá Procacitto, Ignacio, su madre y hermana. Un festejo en familia muy emocionado.

Hubo que batallar en forma en el batallón de autos de la «2». Juan Canela (VW Gol Trend) segundo, y Christian Abdala (Toyota Etios) tercero y líder del campeonato  con 204, ubicación también ficticia dado que Abdala peinó el acelerador para no cargar tantos kilos, en línea con la cuestionable tendencia actual en la categoría. Gabriel Scordia (Ford Fiesta)  cuarto, Matías Signorelli (Nissan Match) quinto. Matías Cravero (Fiesta) escolta a Abdala con 188, Signorelli 170.
Próxima del TN,, 25-9 en Toay, La Pampa, uno de los circuitos más rápidos del país, en la otra punta del de San Nicolás.

Fotos: Prensa APAT

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre