¡VIVA MÉXICO, CABRONES!

Sangre joven y latina es la que viene dominando en la actual temporada de IndyCar. Una clara muestra la dio el mexicano Pato O’Ward; en Detroit con el Arrow McLaren, se llevó un doble podio gracias al tercer puesto en la primera carrera y a la victoria en la segunda. De esa  manera, por apenas un punto, se ha convertirdo en el nuevo líder del campeonato al desplazar a otro joven, el sorprendente español Alex Palou.

Pato, de 22 años, pegó el sorpasso a falta de tres vueltas al superar al experimentado Josef Newgarden, ser el primero de los ganadores de dos carreras (había festejado en Texas el 2 de mayo) en la presente temporada de la Indy, que en las primeras siete competencias había tenido diferentes vencedores. Y eso que el mexicano había largado 16°…

Lo cierto es que O’Ward ganó seis puestos en la partida y llegó a meterse en el top 5 luego de una neutralización, por un pequeño incendió en el auto de Romain Grosjean, el ex F-1, de nuevo cerca del fuego, si bien muchísimo más atenuado respecto a lo vivido el año pasado.

O´Ward cuando el semáforo se puso en verde, voló para pegarse a la cola de Newgarden, lider en 67 de las 70 vueltas; lo superó y transitó los últimos tres giros hacia una victoria estupenda, con Palau como ocupante del último lugar del podio.

Pato ganó una carrera espectacular en Detroit. El mexicano es cosa seria.

El mexicano hizo un verdadero carrerón, a punto tal que hasta Newgarden se rindió a sus pies. «Venía como un tren. ¿Qué vas a hacer? Simplemente no pude hacer nada. Tenía tanto patinaje de ruedas. Mis neumáticos traseros fueron asesinados a tiros en las últimas 10 vueltas», aseguró.

Quien no se quiso quedar fuera del festejo, fue su compatriota Checo Pérez, reciente propietario de una enorme victoria en el GP de Azerbaiyán de F-1, en las calles de Bakú; primera desde que es piloto del Red Bull Racing.

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre