KEVIN SE DIO EL GUSTO

Finalmente Kevin Benavides cerró la cuenta pendiente que tenía con el triunfo en el Desafío Ruta 40 luego de su caída dela año pasado. Deuda saldada, por un lado, con esta victoria en la 7° edición, como confirmación de su ascendente nivel que ya este año tuvo dos importantes demostraciones con su cuarto puesto en el Dakar y el triunfo en Merzouga Rally, la competencia realizada en Marruecos. Y gran crédito abierto por otro, con esta victoria en su país que disputó y ganó al español Joan Barreda Bort, el referente del equipo Honda Racing HRC, con varios Dakar encima.

Sobre la Honda CRF 450, Kevin anduvo a fondo en el final para rubricar su triunfo en el Desafío Ruta 40

 

-publicidad-

 

«Competir con un piloto del nivel de Joan fue una exigencia muy alta, ya que ir tirando juntos durante varios tramos de la carrera aumentó mi capacidad de velocidad»  destacó un feliz Benavides, a su llegada triunfal al campamento de La Rioja. Atrás  había quedado la etapa final, que Kevin también ganó, para así fijar su triunfo con una clara ventaja de 2m52s sobre el español Barreda. Completó el podio el portugués Paulo Goncalves, quien aprovechó la carrera para probar en su Honda CRF 450 algunos elementos con vistas al Dakar que la marca japonesa encara una vez más con el objetivo  de interrumpir la serie de victorias de KTM.

«Quería ganar este Desafío pero no sentía la presión de estar obligado por los antecedentes que traía del Dakar y otras carrera donde tuve buenas actuaciones» comentó este salteño de 27 años, antes de recordar el otro triunfo del año en Merzouga, y valorizar el  «haber ganado dos etapas, una de ellas abriendo la ruta…» y el sexto lugar en el Rally de Cerdeña y admitir que  «fue una carrera distinta con una moto más pequeña. Pude haber estado en el podio de no haber cometido un par de errores, pero me vino bien para sumar experiencia Me sirvió para mejorar la agilidad mental..» 

 

El podio de motos fue copado por Honda con el ganador Benavides y sus escoltas Barreda y Goncalves.

 

El triunfo en Merzouga me sirvió para ganar en confianzq y esto se vio en este Desafío» agregó Kevin, quien lejos de encandilarse con las luces de su feliz presente deportivo, reconoció que «me falta mucho y tengo que seguir aprendiendo y trabajando.»  Para lo que resta de este año, su agenda contempla su participación en el campeonato nacional («Quiero ganarlo») y en el plano internacional, su nueva presencia (el año pasado terminó cuarto) en el Rally de Marruecos (octubre) y la posibilidad de sumar la carrera de Atacama, a correrse en agosto. Ambas son válidas por el Mundial de Cross Country y sirven como preparativos para la edición 2017 del Dakar. Una carrera que luego del relevante cuarto puesto de este año en su debut, Benavides mira con buenas expectativas

eTe ves como candidato para ganar el Dakar ? preguntó Visión.

«Nada es imposible. Sé que es muy, pero muy difícil, porque es una carrera más larga y exigente y riesgosa  con muchos rivales, pero ganar el Dakar no es imposible…»

Kevin ganó un Desafío y lanzó otro.

 

Por Miguel Sebastián

Fotos: Mónica Paz

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre