NO SE BAJA DEL PODIO.

El tiempo confirma o derrumba insinuaciones. Para algunos, la victoria de Germán Todino en la fecha final de la temporada 2021 pareció una más de aquellas con las que de vez cuando sorprende algún ganador debutante o un tapado en el cierre del campeonato en momentos que las miradas están puestas en otros protagonistas por la definición del título.

La eficaz y rápida tarea del equipo en el cambio de neumáticos fue clave ya que le permitió avanzar del quinto lugar que entró a boxes al segundo en el que Todino regresó a la pista.

El arranque del torneo 2022 está mostrando que eran más acertadas las percepciones de aquellos otros que vieron en aquel éxito en Villicum del joven de Rivera el primer gran aviso de sus potenciales condiciones para trepar al mejor nivel del TC. Los resultados son evidentes. Su tercer puesto en Viedma y el segundo en Neuquen, lo han proyectado a la cima del campeonato con el plus estadístico de hilvanar, recordando su victoria en la ultima fecha del 2021, una serie de tres podios consecutivos. Algo para nada habitual en estos tiempos de lastres y especulación en el TC y mucho menos en un piloto que recién arrancó su segunda temporada en la categoría.

“Hicimos una carrera increíble, lo traíamos cortito a Mazzacane y después tuve que cuidarme de Agustín que venía muy rápido. Tenía un poquito más que Gastón pero tuve que cuidarme, así de difícil es el TC. Nunca me imaginé arrancar así la temporada y mucho menos estar puntero en el campeonato” resumió Todino sobre lo actuado en Neuquen con el veloz Torino del Maquin Parts que hasta la última curva le peleó la victoria a Mazzacane. Si bien fue destacada, su actuación pudo ser mejor de no haber sido penalizado con el recargo de un puesto en la serie tras ganarla por no respetar su auto la altura reglamentara. Esto transformó su pole para al final en un quinto lugar en la grilla por detrás de Canapino, Santero, Mazzacane y Werner, nada menos. La eficiente tarea de su equipo en el cambio de neumáticos le permitió ganar tres posiciones en la detención en boxes y ascender al segundo puesto final.

«Tenía mejor auto que Mazzacane pero no pude atacarlo mucho por la presión que tuve de Canaino. Lástima porque mi Torino estaba para ganar» comentó Todino,en una muestra de su alto espíritu competitivo.

Nacido en Rivera, provincia de Buenos Aires el 10 de agosto 2000 en una familia bien tuerca (su padre Sebastián fue campeón del TC Pampeano y su tío Gastón ganó tres títulos en esa categoría y también corrió en TC Pista), este Todino de nueva generación, que también corre en la clase 3 del Turismo Nacional, es otro más de los aplicados alumnos de la escuelita de la ACTC. Arrancó en el 2016 en la Fórmula 3 Metropolitana y luego en el camino al Turismo Carretera pasó por el TC Pista Mouras (2017), TC Mouras (campeón en 2018) y el TC Pista (2019-2020). De su transito por esta última categoría, muchos recuerdan el espectacular accidente (solo tuvo golpes ) sufrido en Paraná y que le impidió luchar en el 2019 por el titulo.

Instalado definitivamente en el TC (había debutado como invitado de Camilo Echevarría en los 1.000 Km en 2017) desde la fecha inicial 2021 en el Mouras (ganó su serie y fue 4° en la final) en su primera temporada se convirtió en ganador y con poco mas de un año ya trepó a la cima del campeonato. Está claro que Germán Todino es algo más que una promesa. Ya es cosa seria para sus rivales del TC.      

 

Fotos: Prensa ACTC y  Vijarra/Prensapro

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre