LOS PROYECTOS, LOS EMPRENDIMIENTOS.

Van y vienen. En cambio, los afectos, la amistad, cuando son genuínos persisten por sobretodo. Guillermo Cruzzetti creció, se desarrolló y se consolidó en el automovilismo a la par de Alberto Canapino. Formaron una dupla, no sólo en el terreno deportivo/comercial, también extendida al terreno personal a lo largo de la vida.

La lamentada muerte de Alberto resultó un golpe tremendo para Agustín, Matías, la familia y desde ya para Cruzzetti. Trastocó la vida de todos, recuperarse ha significado transitar un camino escarpado. Sin embargo, avanzaron, mantuvieron la cohesión pese a los obstáculos para ir detrás de las metas de siempre, correr, ganar carreras y pensar en campeonatos.

En el Gálvez porteño, la conquista del segundo título de campeón por parte del Titán en el Super TC 2000, dentro del equipo YPF Chevrolet, resultó elocuente. A ocho meses meses de la desaparición de Canapino, el campeonato resultó no sólo una gran alegría, también un bálsamo. En tanto, los aguarda la última confrontación, en el Turismo Carretera en El Villicum sanjuanino. Aunque Mariano Werner se haya consolidado como principal candidato, y que Mauricio Lambiris irrumpiera como pretendiente firme luego de la penúltima fecha, Agustín Canapino con chances encara la hora de la verdad confiado, motivado. La impronta estudiosa, medulosa, creativa, distintiva de Alberto se ha esparcido y perdura. Fijate, para San Juan, en la Squadra Canapino (cuyo futuro con vistas a 2022 no es posible considerarlo como resuelto), trabajaron concentrados para contar con un Chevrolet apropiado, adecuado, para transitar por el motocilístico El Villlicum. Tanto que hubo «cortes» de varias partes elementos, reubicación de pesos; es decir un auto especial para el circuito sanjuanino, apuntado a pelear el campeonato con todas las pilas.

Gullermo Cruzzetti.
-publicidad-

Y mientras el campeonato de Super TC 2000, ganado por Agustín en el Cruze del equipo Chevrolet, es un hecho consumado y es inminente el cierre del TC, el año 2022 hace un tiempo que ya «corre». Es así que, como sabés y te hemos contado, el Titán va a pegar flor de volantazo. Dejará su propio equipo para sumarse al JP Carrera con una Chevy nueva como oficial de Chevrolet. La decisión arroja derivaciones y al momento especulaciones.  y en tal sentido, se ha venido mencionando que Cruzzetti no continuará trabajando con Agustín.

Cauto, Cruzzetti al hablar con visionauto sobre la cuestión aún pendiente de confirmación, privilegió aspectos que van allá. «Siempre por mi parte, he apuntado a ayudar a Agustín a lograr la mayor cantidad de éxitos deportivos, y aportar desde ya, dando una mano para ganar campeonatos y estar en todo momento para dar la mayor contención posible porque más allá de los logros deportivos, existe un gran afecto», sostuvo.

Y al toque detalló, «lo mío pasa por avanzar en desarrollos técnicos como ha ocurrido como director técnico en el equipo Chevrolet de Super TC 2000 junto al Pro Racing; hemos logrado el campeonato, un gran mérito de todos sin dudas. Y a su vez claro, en el equipo de TC trabajar para Agustín como a su vez para Matías, siempre estoy para respaldarlos».

1 COMENTARIO

  1. Lástima que el «Titán» no parece haber actuado de la misma forma con Cruzzetti ni con sus mecánicos para 2022…pocos códigos del piloto…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre