UN DUELO CADA VEZ MAS CALIENTE Y PELIGROSO.

No sorprenden el duelo y los encontronazos entre Max Verstappen y Lewis Hamilton en la lucha por la corona de la Fórmula 1. En el inicio de la temporada ya lo había anticipado y celebrado Ross Brawn. “Será una verdadera guerra de titanes y solo es cuestión de tiempo esperar que se choquen y entren en polémicas. Estas rivalidades son geniales para la Fórmula 1” pronosticaba el responsable técnico de la Fórmula 1.

El McLaren de Ricciardo deja atrás el choque Verstappen-Hamilton y ve allanado el camino a su retorno al triunfo luego de tres años. Fue el 8° éxito del australiano en el Mundial en 202 carreras.

Por todo esto no debe haber sorpresa tras este nuevo y espectacular encontronazo que ambos tuvieron en el Gran Premio de Italia y que eclipsó el retorno de Daniel Ricciardo a la victoria como líder del 1-2 de McLaren que completó Lando Norris. Si la reiteración del choque, aumenta la preocupación por el nivel de agresividad de las maniobras y las posibles consecuencias físicas que pudieron haber tenido de no ser por la seguridad de los autos. En Silverstone, Verstappen resultó el más afectado por el golpe de 53G contra las gomas de contención. En la curva 1 de Monza, el susto mayor fue de Hamilton al ver al Red Bull pasar por encima de su Mercedes y rozar su casco luego del enganche de neumáticos que hubo entre ambos autos cuando audazmente Max intentó intimidar a Hamilton y encontrar un hueco donde no había, transitando para logralo por encima de los bordes. Ahí el Red Bull se fue sobre el Mercedes.

-publicidad-

 

“Gracias a Dios que tenemos el Halo (arco protector). El Halo me salvó el cuello, me salvó la vida… dijo un dolorido pero ileso Hamilton quien mostró su sorpresa cercana a la indignación porque Verstappen ni siquiera lo miró tras el accidente para ver cómo estaba. Coincidió su jefe de deportivo Toto Wolff con un patético “De no haber existido el Halo, hubiésemos tenido un accidente terrible, que no quiero imaginar”. Vale recordar que el Halo es un arco protector instalado en la parte delantera del habitáculo. Su implementación, tras el accidente fatal de Jules Bianchi en Japón 2014, generó polémicas, básicamente por una cuestión estética. Su eficacia terminó con las discusiones. A su uso, Charle Leclerc (Bélgica 2017) y Romain Grosjean (Bahrein 2020) le deben haber salido con vida de espectaculares accidentes, Una lista que ahora suma a Hamilton.

Norris cumple el rito de Ricciardo de beber y hacer beber el champaña de la victoria de su bota. Lo «desgusta» Zak Brown, director deportivo de McLaren, equipo que no ganaba desde Brasil 2012 con Jenson Button.

Como era de esperar hubo diferentes versiones sobre el choque producido en la vuelta 26, a poco de la salida de Hamilton de boxes tras el cambio de neumáticos y mientras Daniel Ricciardo se afianzaba al frente del Gran Premio . «Max sabía al entrar a la curva que chocaríamos pero siguió empujando. Le había dejado espacio por afuera pero al transitar por sobre los bordes obviamente perdió control y despegó. Lástima porque estaba haciendo una gran carrera” comentó el campeón.

«Lewis me empujó hacia la izquierda al frenar antes de la curva. Sabíamos que nos acercaríamos mucho y en un momento no habría espacio para doblar. Ahí me empujó y el coche se levantó. Es una pena que haya sucedido, pero se necesita la cooperación de los dos para transitar sin problemas la curva. No estoy enojado, esto es una carrera y los comisarios decidirán si es un accidente de carrera o no «dijo Verstappen, que más allá del abandono de ambos, resultó el más perjudicado al ser sancionado con tres puestos de recargo en la grilla del próximo Gran Premio, a disputarse en Rusia, el 26 del corriente. El consuelo del holandés fue mantener el liderazgo del campeonato con 226,50 puntos contra 221,50 del piloto inglés.

Como había prometido, Valtteri Bottas subió al podio (3°) pese a largar desde la última posición. Una buena rubrica para el productivo paso del finés por Monza que también lo vio ganar la carrera sprint.

Es de esperar que esta sanción calme la agresividad de esta lucha de dos titanes que no regalan un solo centímetro, ni miden riesgos. Un duelo que por encima de su interés deportivo comienza a preocupar por su alto voltaje y los riesgos que toman los dos protagonistas. Ya lo advierte Todo Wolff  “Ambos tendrán que buscar la manera de seguir compitiendo con intensidad pero también limpiamente. No queremos llegar a una situación de tener que intervenir cuando alguno se lastime seriamente”  .

Están a tiempo.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Cuando se comienza mal se termina mal.
    Relacionado con el accionar de los Comisarios que ponen en riesgo la seguridad de los pilotos con sus sanciones equivocadas , dejando la puerta abierta para que un piloto anote en su libreta la conducta del otro por anteriores choques prácticamente sin castigo.Es de esperar una reunión con ambos para sanjar diferencias y alejar fantasmas.
    Aunque la maniobra y la culpa es compartida la mayor responsabilidad en este caso recae sobre Verstappen.

Responder a Jose Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre