VOLÓ BAJITO.

Qué mejor homenaje puede hacerle un piloto a la memoria de un colega velocista que no sea el de marcar el máximo récord de velocidad en una vuelta en ese legendario Templo de la Velocidad que es el Autódromo de Monza.

En el 50° aniversario de la muerte de Jochen Rindt, ese homenaje de velocidad plena es el que le rindió Lewis Hamilton al distinguir su 94ta pole con el impresionante promedio de ¡264,363 Km/h! para la vuelta a los 5.793 metros del trazado italiano transitada con su Mercedes Benz. Un promedio supremo para una vuelta clasificatoria en el Mundial de Fórmula 1.

«Me siento fuerte y trataré de mantenerme adelante» avisa Carlos Sainz (h) que tras una gran actuación larga detrás de los Mercedes Benz.
-publicidad-

Lewis Hamilton no estaba en los planes de sus padres (nació el 7 de enero de 1985) cuando hace 50 años Rindt entró en el recuerdo por su accidente fatal en Monza que lo convirtió en el primer y único campeón mundial post mortem de la Fórmula 1. Sin embargo adecuado a su época, cuando llegó a la Máxima el inglés enseguida mostró ese espíritu velocista de los elegidos que décadas atrás en otra Fórmula 1, más riesgosa, menos tecnológica y con mayor competitividad, había caracterizado a Rindt.

“No esta tan mal…” comentó simplemente Lewis, tal vez impulsado por la rutina de este tipo de halagos ya que es la 7ma pole que logra para el Gran Premio de Italia. Como detalles novedosos y no menores para destacar de su tiempo clasificatorio hay que señalar que lo hizo sin succionarse a otro auto, algo común en Monza y que en otros casos provocó varias complicaciones en el tráfico de los autos, ni tampoco con la aplicación “party mode” en el motor que le aseguraba una mayor potencia para clasificar y que fue prohibida desde esta 8va fecha del Campeonato.

Esta vez Max Vertappen no escolta a los Mercedes en la grilla, ya que larga 5°. «En condiciones normales es imposible ganarles» pronostica.

Una vez más Valtteri Bottas completó el 1-2 de Mercedes Benz. El finés  fue el primero en batir del récord de velocidad (264,132 Km/h) en poder de su compatriota Kimi Raikkonen (263,588 Km/h) desde 2018 y por un momento se ilusionó con la pole que finalmente le birló su compañero con otra vuelta más espectacular.  De cara a la carrera  Valtteri piensa que puede darle lucha a Lewis porque “estamos en el mismo ritmo y Monza es un circuito que ofrece chances para superar. Depende de mi, aprovechar esas oportunidades…”

A diferencia de hace 50 años, cuando Rindt comenzaba a entrar en el recuerdo y Ferrari lograba la pole y el tercer lugar clasificatorio con Jacky Ickx y Clay Regazzoni, esta versión 2020 del equipo de Maranello sigue desteñida. Lo refleja la grilla con Charles Leclerc en el 13er lugar y Sebastian Vettel, que ni siquiera paso la C 1, en el 17°. Hay que retroceder 36 años para encontrar la última vez que las Ferrari no largaron entre los 10 primeros en Monza. Patético de una crisis que su director deportivo Mattía Binotto sigue negando.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre