EL DOBLETE QUE PEGO Néstor Girolami en el callejero de Santa Fe en Súper TC2000, ha echado luz en torno al panorama actual y futuro del equipo Peugeot Lo Jack Team.

«La casa está en orden y la selva feliz», ha reconocido Pablo Sánchez Liste a Visión. El Director de la Comunicación de la filial argentina de la marca francesa, ¿que quiso decir?. Se refirió a que el día antes a la doble victoria de Girolami, mantuvo una reunión con Bebu y Agustín Canapino para aclarar tantos, definir posiciones, posturas, poner blanco sobre negro y dejar de lado zonas grises. Viste que entre los pibes, dos de los cinco mejores pilotos argentinos, no hay feeling. Sólo los une han reitedado, «una relación estrictamente profesional» y también «el objetivo que Peugeot gane». Después nada.

El ejecutivo de Peugeot mantuvo una reunión clave con Girolami y Canapino

 

Esa relación inexpresiva entre ambos, entre la fogosidad, impetu casi incontenible y sangre caliente de Canapa y la frialdad de cirujano, cálculo, astucia y manejador de tiempos como pocos de Girolami, ha derivado en varios chispazos este año que hasta pusieron en riesgo resultados deportivos. Detalle intolerable para Peugeot.

Así que, vino la charla de la que te hablamos y luego, el encolumnamiento en pos de que el León se lleve el campeonato de Súper TC2000, o al menos ofrezca pelea hasta la última vuelta de la carrera cierre en Potrero de los Funes a fines de noviembre y, la confirmación de palabra de que ambos drivers continuarán corriendo para Peugeot en 2015. A la vez que también desde la automotriz también pretenden la continuidad del chico Julián Santero que ha rendido altos puntajes cada examen en su año bautismal en la categoría. En su caso, claro, entra en juego el aporte económico que se le va a requerir como esta temporada.

Faltan cuatro carreras y en Santa Fe, por primera vez, Girolami tomó la punta del campeonato, desplazó a Norberto Fontana. El arrecifeño de comienzo arrollador como piloto oficial Chevrolet con el Cruze, dos veces ganador, ha ido perdiendo competitividad a la vez que se consolidaron los 408 alistados por Ulises Armellini; el de San Nicolás cuenta, se descarta, con el visto bueno de la cúpula directiva de Peugeot para continuar al volante del equipo.

El doblete de victorias de Girolami en Santa Fe, más el 1-2 completado por Canapino el domingo pasado el mediodía, al decir de Sánchez Liste, «fueron la frutilla del postre»; y no sólo eso depararon, también su revelación que no fue menor: «Hay Girolami y Canapino para rato en Peugeot, y cuidado esto no tiene nada que ver con los resultados de Santa Fe». El Director de la Comunicación ha afrontado el compromiso de involucrarse de lleno a la cuestión deportiva, luego del pase a la filial chilena del anterior gerente de marqueting, Federico Rocca, quien había tenido la responsabilidad más cercana de resolver lo atinente a la competición.

 

El festejo. Girolami al centro, escoltado por Canapino y Christian Ledesma, tercero. El podio de la carrera 2 en Santa Fe

 

«Yo soy profesional y no me corresponde a mí hablar de la estrategia del equipo», avisó Girolami al conversar con VA sobre la forma de encarar lo que resta del calendario por parte de Peugeot. Con palabras contadas, quizá algo más incómodo pero comprendiendo el rol que debe asumir como profesional, también se ha expresado el Titán Canapino. Ambos (con contrato vigente hasta culminar 2015) están apoyados en los 408 de rendimiento superior en la actualidad, un grupo humano amalgamado y a la vez que los potenciales principales rivales patinan.

«¿Cuando va a llegar el momento de establecer una prioridad entre estos dos pilotos en función del campeonato?, le preguntamos a Ulises Armellini. «Todavía falta, si bien el resultado obtenido por Bebu ha sido excelente (luego de quedarse con la carrera del sábado a la noche), pero por el momento el juego sigue siendo libre», afirmó antes del segundo triunfo del de Isla Verde. Y dejó un dato para tener en cuenta, «cuando resolvamos como vamos a encarar la definición del campeonato y el piloto al que habrá que apoyar, no tendremos en cuenta las chances matemáticas sino las reales. Y esto ha de surgir de analizar todas las variales que manejamos adentro en el equipo y que ustedes (por el periodismo) no conoce».

Todo muy lindo Ulises, pero vamos, aunque no «conozcamos», la intuición, el olfato y las «posibilidades reales» de las que hablás, nos llevan a sacar una bolilla del bolillero y oh! sorpresa: dice Girolami…

Por C.S
Foto: AIF

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre