CONTRATO AMPLIADO.

Todo indica que habrá Gran Premio de Arabia Saudita como segunda fecha del Campeonato Mundial de Fórmula 1. La incertidumbre ante las acciones bélicas sobre Jeddah (ciudad escenario de la carrera) parecen haberse diluido o al menos atenuado con el anuncio de los organizadores brindándole seguridad a toda la troupe de la Fórmula 1 y la conclusión de la gente de Liberty Media, dueña de la Máxima, del monitoreo efectuado sobre la situación. Esperemos que no hayan pecado de exagerado optimismo o de actuar en función de resguardar intereses comerciales, que encima no son pocos en esta carrera.

Sebastian Vettel no superó otro control de Covid y por segundo Gran Premio consecutivo es reemplazado por Nico Hulkenberg sobre uno de los Aston Martin.

Adelante con Jeddah entonces que presenta algunas modificaciones en su pista callejera, una de las más veloces del mundo. Por eso recibió algunos cambios de seguridad solicitados por la Federación Internacional del Automóvil (FIA) en función de la proximidad de los muros con la pista. Así en las curvas 2, 3, 14 y 21 se desplazaron las barreras de contención para limitar los ángulos muertos que el año pasado, en la primera edición de la carrera, habían causado preocupación, especialmente en la clasificación. También se ensanchó en un metro y medio el carril de la curva 27, la última del trazado.

Pese a las incertidumbres actuales y los  cuestionamientos tradicionales por motivos políticos, el Gran Premio de Arabia Saudita parece destinado a permanecer mucho tiempo en el calendario. Así lo señaló Martin Whitaker, promotor de la categoría, al anunciar un nuevo acuerdo para extender hasta 2025 el convenio que inicialmente llegaba hasta 2023. Una nueva muestra de este paulatino avance del mundo árabe sobre la Fórmula 1.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre