¿TE IMAGINÁS INTERACTUANDO con tu auto que, además, salió de una impresora? Bueno, si todavía no lo visualizás, ahora vas a entender lo que que estamos hablando.

Te hablamos de Olli, el primer vehículo autónomo impreso en 3D y que cuenta con inteligencia cognitiva de IBM. El auto fue desarrollado por Local Motors, puede transportar hasta 12 personas y es capaz de interactuar con los pasajeros y aprender sobre la marcha. Gracias a sus capacidades avanzadas de tecnología cognitiva de IBM Watson, puede analizar y aprender de grandes volúmenes de datos generados a través de más de 30 sensores distribuidos por todo el vehículo.

Impreso en 3D, Olli marca un nuevo camino en el desarrollo automotriz.

 

La plataforma aprovecha cuatro servicios de Watson: Voz a Texto y Texto a Voz, Clasificador de Lenguaje Natural y la capacidad de Extracción de Entidades, es decir, identificar personas, lugares y organizaciones, de una serie de datos aportados por los sensores y las conversaciones con pasajeros.

Los usuarios serán capaces de interactuar con Olli sobre diversos temas como el funcionamiento del vehículo, los destinos a dónde se dirigen y comprender las decisiones que toma sobre conducción, gracias a que Watson le permite entender y responder en lenguaje natural. Incluso los pasajeros pueden pedir recomendaciones sobre destinos locales como restaurantes de moda o sitios históricos basados en el análisis de las preferencias personales.

 

Por el equipo de VA.

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre