INFARTANTE.

Así fue el final del TC Pista en Toay, con el agregado de que la pista estaba complicada por la lluvia. Pero eso no le importó a Federico Iribarne que, en el último giro, se jugó el todo por el todo y dejó sin nada y angustiado a un Lautaro De la Iglesia que tenía la victoria en el bolsillo pero que, por segunda carrera consecutiva, se termina yendo con las manos vacías perdiendo todo en el cierre.

Con el Dodge que le prepara Rodolfo Di Meglio, el neuquino lideró desde la largada y mostró un sólido andar. De hecho, el triunfo, que todavía debe, no sólo lo clasificaba entre los tres de último minuto, sino que lo dejaba muy bien perfilado en la pelea por la Copa de Plata. Pero, otra vez, se quedó sin resto sobre el final al igual que en Viedma, cuando Hernán Palazzo le arrebató el triunfo sobre el banderazo.

Iribarne ya inició la maniobra que le dio la victoria.

Ahora, el que se visitó de villano fue Iribarne, que exprimió el Chevrolet del JP Carrera, aprovechó una merma en el auto de De la Iglesia y armó una maniobra bárbara para no sólo lograr el primer triunfo del año sino, también, para llegar con la esperanza de campeonar en el Villicum.

-publicidad-

La maniobra de la victoria:

«Todo piloto sueña ganar así, era a todo o nada y se me dio en ese lugar, cosa que no pensé que se me iba a dar ahí», señaló un feliz Iribarne. La contracara era, por supuesto, De la Iglesia. «Quise hacer bien la curva por adentro, aceleré y no tenia grip, Fede aceleró mejor y no me pude defender. Era muy importante ganar para el campeonato y nos vamos con las manos vacías nuevamente. No voy a bajar los brazos, pero va a costar reponerse», dijo con amargura a pesar del segundo puesto.

Christian Iván Ramos, quien acaba de confirmar su ascenso al TC de la mano del Castellano Power Team, terminó tercero, mientras que Matías Canapino rescató un quinto puesto con el Chevrolet que le permite llegar como líder de la Copa de Plata a la última carrera.

El dolor de De la Iglesia luego de que se escapara la victoria.

Con 70,50 puntos en juego en San Juan, los 15 pilotos clasificados llegan con chances matemáticas de ganar la Copa de Plata: Canapino 136,50, De la Iglesia (*) 134, Santiago Álvarez (Dodge) 132,50, Kevin Candela (Ford) 130,50, Martín Vázquez (Dodge) 126,50, Agustín De Brabandere (Ford) (*) 119, Elio Craparo (Ford) 116,50, Ian Reutemann (Dodge) (*) 113, Otto Fritzler (Ford) 106, Iribarne 105, Agustín Martínez (Ford) 101, Facundo Chapur (Torino) 95, Humberto Krujoski (Chevrolet) (*) 84, Marcos Castro (Ford) 78,50 y Mario Valle (Ford (*) 71.

(*) Están obligados a ganar.

 

Fotos: prensa ACTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre