¿POR QUÉ SERÁ?.

¿Habrán sido los altos precios, que tenían un piso de 375 pesos para le entrada más» económica» y un tope de 4.000 para la más cara?

¿O quizás la falta de ese ruido, que tanto le gusta escuchar al tuerca argentino en los autos de carrera y que constituye uno de los secretos de la atracción del TC?

¿O tal vez la falta de un piloto argentino entre los participantes?.

¿O  la permanente nostalgia por la actual inaccesible Fórmula 1, reina del automovilismo mundial  y la permanente referencia del aficionado argentino en el nivel internacional?.

 

Pueden ser algunas de estas razones, o todas juntas, u otra diferente. Lo cierto, que en su segunda visita al callejero de Puerto Madero, la Fórmula Eléctrica confirmó que sigue sin prender en el interés del aficionado argentino. Lo demostró una concurrencia, inferior al año anterior, y que según los organizadores fue de 17.000 personas, si bien pareció inferior.

«Esta no es una carrera para el hincha común del automovilismo, es para que vengan ricos a hacer negocios y gente con buen poder económico a disfrutar de un espectáculo como si fuese un recital y no una carrera de autos…».

La sentencia de un habitué del automovilismo encontró muchos suscriptores en la sofocante jornada en Puerto Madero dentro de quienes frecuentan el ambiente de las carreras. No estuvo alejada de la realidad viendo esa falta de color y calor humano, con un perfil de espectador que en nada se pareció al que vemos habitualmente en los circuitos y que en cambio mostró unos cuantos señores de traje circulando por boxes y el paddock, junto con las infaltables modelitos y «famosos» ansiosos de promoción. También esa diferencia con lo que generan las carreras se percibió en un ambiente, que estuvo en consonancia con el imperceptible ruido de los autos en pista y donde en algunos casos  la gente pareció ajena a lo que sucedía en la pista.

Según lo anunciado, la Fórmula E va a seguir visitando la Argentina en los dos próximos años. Por encima de gustos personales, la categoría tiene sus particulares atractivos. Será cuestión para quienes corresponda, de ponerse las pilas y encontrar la vuelta para que «prenda» en el interés de la gente. De lo contrario  definitivamente, habrá que darles la razón a quienes la  ven como una carrera para ricos y gente de negocios.  ¿O  será que el tuerca común ya se dio cuenta  de esto, y por eso no se enchufó con esta Fórmula E ?.

Por M.S.

Foto: Mónica Paz

-publicidad-

6 COMENTARIOS

  1. Si en el mundo se armó una gran polémica cuando en la F1 cambiaron los motores porque ya no tenian el sonido de antes, si en el tc una de las condiciones importantes que pusieron para desarrollar los multivalvulas es que no cambiara el sonido, es porque para el tuerca es una cuestión mas que importante.

    El sabado y como todos los sabados estuve de bicileteada por puerto madero y ni me dieron ganas de acercarme a cureosear: el «ruido» que se percibia a 1 cuadra del circuito era como si hubieran montado un circuito de scalextric o como si estuvieran corriendo una carrera de secadores de pelo.

  2. SON LENTOS, FEOS, TODOS IGUALES Y ENCIMA SUENAN A NADA, O MAS BIEN COMO MI LAVARROPAS. ENCIMA TIENEN QUE CAMBIAR DE AUTO A LA MITAD DE LA CARRERA…. MIRA SI EN LAS 24 HS DE LE MANS PERMITIERAN CAMBIAR DE AUTO… SERÍA UNA PAPARRUCHADA.

  3. La verdad me emocioné cuando se escuchaba hablar de la formula E y todo lo que iva a ser, toda la movida publicitaria que había atrás etc. Después vi la primera carrera por TV y no la aguante 5 minutos. El sonido es insoportable. Sería preferible que no sonaran para nada, ese chillido te parte la cabeza.

    No se en que va a evolucionar el automovilismo en un par de años, pero categoría a mi no me gusta.

  4. Los autos son llamativos y el espectáculo es de nivel internacional. Quizás no prenda en nuestra forma de ser. Debería haber una carrera de invitados (10 o 12 autos) de unas 5 vueltas con autos eléctricos de calle (Renault por ej), con algo de preparación, jaulas y cubierta de carrera. Llamaría la atención del público local, y la llegada de estos auto a nuestras calles los haría más cercanos a nosotros. Le tomaríamos respeto si fuera la máxima categoría de autos eléctricos, con categorías de autos comunes corriendo por el mundo.
    También el ruido hace mucha diferencia, una carrera de Fiat 600 te sube la adrenalina más que estos autos. Por otra parte no son lentos, para un circuito callejero.

  5. Estuve el año pasado y la verdad tiene sus cosas. Pensaba volver, pero el costo de la entrada me desalentó. El año pasado la gold estaba $175 sin asiento pero con posibilidad de colocarme en donde pudiera en el todo el circuito. Si bien entendía que tenemos inflación devaluación y largos etc.. esa entrada ahora costaba $725 y me pareció demasiado. La más barata estaba alrededor de $450 en un rincón sentado, pero eso y nada más. Si la entrada es cara, no da para ocasionales y a los fierreros poco les importa los scalextric estos.

  6. En diciembre estuve en la carrera de Punta del Este.

    El sonido a turbina de avión no me cae mal, suena bien. Además es interesante escuchar el chirrido de los neumáticos, ahí te das cuenta que doblan al mango.

    Lo que le falta es potencia. Deberían tener 400 caballos y hacer carreras de 30 minutos, con series clasificatorias y final.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre