«QUEDATE tranquilo y entrá que estamos robando…”.

Matías Rossi venía de completar unos estudios médicos para la renovación de su licencia de TC, unos días antes del comienzo del campeonato, cuando decidió entrar a un tomar café en un moderno local de la zona de Flores.

A punto de ingresar escuchó esta orden con tono de amenaza de parte de un joven que, disimuladamente empuñaba un arma. No se resistió y mientras entregaba su reloj, su celular y el iPod, vio como otros clientes pasaban la misma incómoda situación y eran despojados de sus efectos personales en una rápida acción de los ladrones.

Pasó hace unos días, en plena mañana, y en lugar muy transitado. Fue una nueva prueba que la inseguridad está en todos lados, y que alcanza también quienes muchas veces son inalcanzables en las pistas…

-publicidad-

3 COMENTARIOS

Responder a Ceferino Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre