CAPITULO ROSARINO.

La onda expansiva en torno a las carreras de Super TC 2000, finalizadas en el “escritorio”, como ocurrió con tanto ruido y controversia en San Juan, ante el recargo en especial a Matías Rossi quien se negó a correr al día siguiente, insinuó con repetirse ayer en el Autódromo de Rosario al cabo del Sprint. El Misil quien reiteró que lo perjudicaron en El Villicum séptimo. Casi tres horas después los comisarios deportivos de la CDA del ACA (en la mira de varios equipos y pilotos de la categoría por sus fallos), encabezados por Carlos Zanotti, “sólo” recargaron con 5s por adelantarse en la largada a Fabián Yannantuoni de Honda. El Patito cumplía 300 carreras e igualó a un tal Traverso, y no es poco.

 Al Flaco se lo  vio  por boxes con la pilcha de Toyota, marca a la cual representa  como embajador. Desde ya, cuando le preguntaron cuál hubiera sido su reacción, si le ocurría lo de Rossi en San Juan, como indica el Manual Traverso tiró que había sido “chiquita” la reacción. Si a el le pasaba “quemaba el auto”… En fin, gran manejador de sus coloridos dicho…

La carrera clasificatoria siguió en el trailer de los comisarios. El mismo lugar que debería estar vedado para tan habituales irrupciones de pilotos, directores de equipos. En eso anduvo el padre de Franciso Calo del TC 2000. Sancionado su hijo en el Sprint, luego de un incidente con Facundo Marques, se puso muy nervioso y entró al reducto de los comisarios y al parecer intentó agredir a uno de ellos. ¿Resultado?, el pibe Calo excluído del evento.

-publicidad-

Sobre el Sprint del Super, los comisarios debieron revisar uno por uno los videos grabados por las cámaras que llevan los autos en el habitáculo, reiterándose la urgencia por contar con equipamiento más moderno, y desde ya como reclama visionauto, una total independencia en las determinaciones que adopten, sin tolerar presiones.

Los comisarios certificaron la primera victoria en el Súper de Nicolás Moscardini, en su 34° carrera. El muy promisorio pibe de La Plata en el Corolla del Toyota Junior, mandó de punta a punta. Lo siguió meta batallar desde el 10° lugar de partida, Agustín Canapino; en el Chevrolet Cruze (pinchó una goma en la ronda final) le sacó el segundo lugar en la última vuelta a Facundo Ardusso con la dirección hidráulica de su Honda dañada

El Super TC 2000 rosarino, en la categoría pasan cosas…

(Especial desde Rosario)

Foto: Prensa Super TC 2000.

-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. Basta de decir «pibes» a los pilotos. Es una falta de respeto hacía ellos. Me hace acordar al relator del stc2000.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre