“TENÍA MÁS sentido cuando los pilotos largaban y ya salían en carrera rumbo al próximo destino” comentaba con bastante razón el amigo marplatense sobre esa largada simbólica del Dakar, más simbólica que nunca. Es que minutos después de verlos  a los pilotos salir de la rampa se pudo ver a mucho de ellos andar a pie en medio de la gente y los estrechos pasillos que bordearon el camino rumbo a la rampa de largada.

Se hizo larga, muy larga, la ceremonia de partida de esta 6ª edición sudamericana del Dakar y la primera con inicio en Rosario, más precisamente al pie del Monumento a la Bandera, un ícono de la ciudad santafesina. Seis horas pasaron entre la salida del primer cuatriciclo y la partida del último de los camiones. Encima los principales pilotos de cada categoría fueron  los últimos en largar. Esto hizo que Marcos Patronelli arrancara  las 7.05 de la tarde, los motociclistas Cyryl Despres, Marc Coma y Joan Barreda a las 19.33 y Monsieur Dakar, es decir Stephan Peterhansel,  a las 8.28 cuando ya empezaban a avanzar las sombras de la noche.

“Se hizo para mantener el interés de las transmisiones televisivas”, fue la ligera explicación. Tal vez  se consiguió, lo que en cambo produjo fue cierta saturación en la gente que en buena cantidad, aunque no multitudinaria, se acercó para ver en vivo y en directo. Quizás esta sensación de cansancio por tanta espera, influyó para que llegada la hora de los competidores que más atraían no hubiese un alto clima de euforia. Entre los argentinos apenas subieron un poco los decibles del entusiasmo de la gente  cuando aparecieron  Marcos Patronelli y Juan Manuel Silva (foto), y previos abrazos con el actual jefe de de gabinete, Jorge Capitanich y el ministro de Turismo Enrique Meyer, desplegaron y agitaron la bandera argentina. Gestos que luego imitaron Emiliano Spataro, Federico Villagra, Lucio Alvarez y Orlando Terranova.

Como muchos intuían, quien capturó las mayores expectativas fue Robbie Gordon. La consulta del locutor oficial sobre si hacía o no su tradicional saltito, fue la que encontró mayor eco en el público con un contundente “Sí”. Allá fue el estadounidense con su salto que cumplió pero sin ser tan espectacular como los de años anteriores. Un reflejo de esta largada del Dakar 2014 que ya está en marcha.

 

Por el equipo de VA (Especial desde Rosario)

Fotos: Mónica Paz

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. Y como siempre, al principio sobre todo, se pasaron haciendo reportajes pedorros a politicos pedorros, en lugar de mostrar lo que realmente los televidentes de este tipos de programas quieren ver: autos, pilotos, equipos, reportajes sustanciosos, etc.. Nunca a escuchar a un ministro de turismo y un jefe de gabinete que va a hacer politica…, lamentable!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre