AUTOMOVILISMO A LA USANZA DE LOS ´70 y´80.

Si bien con normas adecuadas, actualizadas, pero respetando el espíritu de la carrera, la tercera edición de las 24 Horas de la Ciudad de Buenos Aires Elf, resultaron un espectáculo que concregó a nutrida cantidad de espectadores, hombres, mujeres, jóvenes, niños, y además a la legión de amigos y colaboradores de los binomios y trinomios que tomaron parte divididos en categorías sus autos,  nada menos que 84 autos clásicos circulando sobre el circuito 7, a velocidad controlada y divididos en seis tandas.
La mística de las 24 Horas sobrevoló el autódromo durante el día de carrera, incluyendo un pasaje con lluvia que complicó (los autos standard, calzaban cubiertas para calle en las medidas originales)
El momento esperado. Autos en 45 grados y al otro extremos de la pista, los pilotos dispuestos a correr y hasta sentarse al volante y largar.

Las 24 Horas como aquellas tan lejanas, reflejaron el espíritu de camaradería  y sensaciones plancenteras para protagonistas, colaboradores y público. Colaboró el lima ideal para disfrutar de un evento al aire libre entre el sábado 25 y el domingo 26 de marzo, por parte de tantos entusiastas de los autos.

Cumplidas las 24 Horas, en un impecable Mercedes 230 modelo 1984 color bordó, Carlos Giordano, Roque Stefanelli y Germán Sarricouet ganaron la clasificación general de las 24 Horas de Buenos Aires Elf, a su vez se adjudicaron la categoía H y se llevaron el Trofeo Osvaldo “Cocho” López, instituído para los triunfadores. La particular competencia disputada sobre el circuito 7 del Autódromo Oscar y Juan Gálvez, ante buena cantidad de público, congregó a 84 vehículos divididos en categorías, corriéndose bajo el sistema de velocidad controlada y divididos en 6 tandas, cada auto tripulados por binomios o trinomios

El podio lo completaron el Peugeot 205 de Leonardo Boutet y Luis Zerbini y el Volvo 122 de Carlos Berisso y Gustavo Gallo. La información distruíbuída a modo de colaboración desinteresada para con el evento, por el conocido y respetado hombre del área de prensa del Automóvil Club Argentino, Mario Espósito, consignó que en la Categoría A se impusieron: Fernando Pérez, Gustavo Pérez y Marcelo Sena (Auto Unión 1957) y segundos, Lucas Guerra-Giacchino-Ramírez. La Categoría B para  Roberto Maldonado, Mauricio Marul y Jorge Luppani (Austin Mini 1000HL 1979).

Grandes rivales de época inolvidable, un Renault 12 y un Fiat 128.
Elf  patrocinó la carrera.
-publicidad-

Reinaldo Fuster, Martín Di Santo y Ariel Lesserre (Fiat 128 1975) en la D, escoltas Cortes Ramos Mariano Daniel-Cortes Maccarini Ignacio- Maggi Juan Manuel con Fiat 128 y terceros en un Renault 12, Marcelo Diaz y el de Cortines, Luján, Juan Elewaut. Por su parte, Carlos Berisso y Gustavo Gallo (Volvo 122S 1963) victoriosos en la E.

El trunfo de la Categoría F para Néstor y Martín Zabalza (Ford Escort XR3 1992), división en la que arribaró 16° (en la general 52°), el trinomio compuesto por José Luis Di Palma, Martín Codó y Carlos Nicora con un VW 1500 ´84, representantes de Diario Popular.

En la categoría G, con un Ford Falcon 1962 cupé color rojo en magnífico es tado, la victoria para José Luis Di Palma (también compartió la conducción de ese auto), junto al periodista Eduardo Ruiz y Alejandro Crespo Gómez y segundos Juanjo , 2° Juanjo Monteagudo-Ulises y Uriel Strafacio en un Torino 380, a su vez en la categoría I: Leonardo Boutet y Luis Zerbini en un Peugeot 205 1994.
La competencia se vio complementada por diversas y numerosas actividades. Antes de la largada hubo un desfile de karting vintage, cycle karts y motos clásicas, entre los que estuvo con la suya Benedicto Chiche Caldarella, también el cuerpo motorizado de la Policía Federal, la banda de música. Más tarde “Cocho” López, máximo ganador de las 24 horas de la Ciudad de Buenos Aires, dio inició a la competencia luego de traer en un helicóptero tripulado por el mismo, la Copa asignada a los  vencedores.
Entre las figuras que forman parte del automovilismo argentino, corrieron los ex pilotos, a la vez que estuvo presente el vicepresidente 2° del Automóvil Club Argentino, Jorge Revello. Entre los  ex-corredores, Gustavo Der Ohanessian, José Luis Di Palma, Alejandro Pagani, Juan Carlos Giachino,  Fernando Croceri, Tim Pairetti (uno de los hijos de Carlos, fallecido el año pasado), Mariano Maggi, Juanjo Monteagudo, propietario de equipos en TC2000, TC2000 Series y Top Race y Lucas Guerra. piloto en actividad. También participaron los periodistas Eduardo Feimann, Baby Etchecopar, dos de las hijas del recordado  Jorge Cupeiro, el mediático Alfa y en un Lexus, el trinomio de mujeres pilotos encabezado por Julieta Gelvez y pese a que no pensaba volver a correr, compitió otra vez con un magnífico Fiat 600 Abarth, Eduardo Ramírez al frente de la organización, compartiendo la conducción con Lucas Guerra  y Giacchino.
 “Sin lugar a dudas, esta edición de las 24 Horas de la Ciudad de Buenos Aires ELF será recordada por la calidad de los pilotos y por la cantidad de público reunido en el Autódromo Oscar y Juan Gálvez. Claramente, Elf está identificado tanto con los grandes corredores como con los entusiastas del deporte motor. Por eso nos llenó de orgullo formar parte de una fiesta fierrerea, que nos acercó a a las raíces de nuestra marca”, expresó Patricio Ganly, Gerente de Marketing y Comunicación Externas de TotalEnergies Argentina.
El gran Chiche Caldarella también estuvo en el autódromo con su legendaria moto
Mirá que joyitas! 
El periodista Baby Etchecopar (participó compartiendo un Porsche con Eduardo Feimann y Gustavo Der Ohanessian), junto a Eduardo Pairetti (uno de los hijos del fallecido Carlos). Etchecopar llevó como acompañante a su mujer, una de las hijas del recordado Jorge Cupeiro.

Paralelamente al desarrollo de la competencia, los asistentes disfrutaron de una exposición de “Fuel Art”, un estupendo grupo de arte dedicado a expresar en pinturas momentos destacados del automovilismo mundial, a la vez que decoraron el Smart que ofició de pace car. Otra de las atracciones fue el “Autojumble”, una feria dedicada a la venta de artículos relacionados con autos de calle, sea cual fuese su año de fabricación.

 

Rabioso. El Fiat 600 Abarth de Eduardo Ramírez, Juan Carlos Giacchino y Lucas Guerra. Protagonistas.
Artistas del grupo Fuel-Art decoraron al auto piloto

 Completaron la exposición de arte Eterno Lole en recuerdo de Carlos Reutemann, exposición y pintura de cascos en vivo y visitas al Race Control (sector donde son controladas las carreras). Elf a su vez, tan asociada a la historia y  grandeza del automovilismo, contó con un espacio para hacer un alto y pasar otros buenos momentos y vivir los valores claros en el corazón de Elf, pasión y trayectoria.
Fotos: Prensa Elf, Visionauto y 24 Horas.
-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre