LOS DEPORTES MÁS POPULARES.

El fútbol y el automovilismo. Coindicieron un buen rato en el Autódromo Roberto Mouras de La Plata. Los jugadores de River, Leonardo Ponzio e Ignacio Scocco y los ex jugadores de Racing, campeones 2001, Maximiliano “Chanchi” Estévez y José Chatruc.

Todos fierreros, se dieron el gusto de oficiar al principio de acompañantes y después agarraron el volante de los Chevrolet con que obtuvieron los más recientes campeonatos de TC, Guillermo Ortelli y también Matías Rossi, y del Torino que tanto diera que hablar en manos de Pechito López en 2009, cuando quedó a las puertas del título. Los coches pertenecen al Museo del TC que funciona en el Mouras. Por el “equipo” de los jugadores estuvieron Facundo Ardusso, Gastón Mazzacane, Jonatan Castellano y Diego Ciantini, sumándose además el periodista Darian Schijman (Rulo) y el mediático Tito Speranza

En la calle de boxes, a punto de subirse a los autos.
SpeedAgro

En el comienzo, el que los llevó como pilotos a los futbolistas fue el riverplantense Ardusso (muy amigo en especial del Nacho Scocco). “Disfruté muchísimo, Scocco la tiene clara, sabe los radios de las curvas y sabe coordinar para pasar los cambios y rebajar. Le filmé una vuelta a bordo”, dijo Facu en el programa de radio Largaron (AM1070).

“Me gusta mucho el TC, en la primera vuelta que fuí con Facundo filmé, y después aproveché para ver bien cómo eran los rebajes, las frenadas, la trayectoria en las curvas; es algo que me gusta ver en detalle”, contó Scocco al mismo programa. “Fue una experiencia única, increíble. Nunca pensé que iba a sentir tanta adrenalina arriba del auto, es muy distinto a como uno lo ve de afuera, indescriptible y único. Me gustan los autos y la velocidad, no se puede comparar con vivirlo desde adentro del auto”, apuntó el Chanchi.

Fotos: ACTC

Jeluz | Productos Eléctricos

1 COMENTARIO

  1. Este imbécil de mazzacane si quiere apoyar o difundir a la categoría, debería dejar de hacer esas pavadas e irse a la casa con Gil bicela, teñido acosador sexual, y sus hijos que tampoco sirven para nada

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre