NO LO VAS a negar, como a tantísimos, si hablamos de carreras de autos y de eventos empresariales vinculados a la industria automotriz, ellas invariablemente son motivo de irresistible atracción, verdaderos imanes.

Sí, claro; te hablamos de las curvilíneas y muchas veces pulposas promotoras que monopolizan miradas. Si estuviste en el Salón del Automóvil de Buenos Aires, las habrás visto y a raudales (por fortuna…).

 

Ahora, para que vos las miraras al lado de los autos, ¿cuánto crees que debieron desembolsar las terminales para ornamentar e luminar sus magníficos stands con las bellas?. A modo de ejemplo te contamos, una de las marcas presente en el Salón, contrató a 30 chicas por el lapso de 15 días. ¿Cuantó les costaron?: 1 millón de pesos, un  palito.

El dato sirve para reflejar las fuertes inversiones efectuadas por las terminales, para cantar el «presente» en el evento que contó con una asistencia multitudinaria. «En nuestro caso, invertimos unos 12 millones de pesos», ha contado a VA un ejecutivo de una automotriz de las más encumbradas. «Para estar en el Salón como debía ser, los costos afrontados resultaron realmente muy significativos, para nosotros trabajaron unas 60 personas, entre asesores, promotoras, técnicos, personal de seguridad y de cocina, número que estimo pudo ser el promedio si consideramos a otras terminales», ha deslizado el ejecutivo.

Lindos números, ¿no?.

Por C.S

Fotos: gentileza Gabriel Santos

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre