NO FUE UN VIERNES, precisamente santo.

Mientras que apreciable cantidad de gente ya había rodeado el circuito del Autódromo de La Pampa, entre las carpas que ofician de boxes (a $ 4500 cada una el alquiler dispuesto por la ACTC, caritas, eh?), se expandió la hirviente polémica entre Hugo Viola y Diego Aventin.

Te mostramos las dos cartas abiertas de Viola, con durísimos cuestionamientos al Pumita por su vuelta a las huestes de Hugo Cuervo para que asesorase técnicamente el alicaído Ford de este año, a años luz del todopoderoso que lo llevó al campeonato 2013. Los resultados, en este caso ausentes, mandan y por eso, ha dicho Diego a Visión, pegó el volantazo y volvió al lado del discutido escribano con quien no terminó en buenos términos en su paso anterior.

Por esa decisión, de «mi hijo postizo», dijo Viola, se agarró flor de amargura y desazón que volcó con extrema dureza en las dos cartas que te mostramos. Al empresario lo escuchamos en el intento de que echara luz a los motivos que origimaron tal vendaval verborrrágico.

Viola, te dijimos, hombre del entorno más íntimo de la familia Aventin, teceísta hasta la médula, empresario dueño de una concesionaria de camiones (la tercera del país de la marca en importancia), acompañante de Oscar Aventin en los años 1991-1992 cuando el Puma se coronó campeón de TC, no sólo ha ratificado sus expresiones, también las acentuó con cuestionamientos muy, muy filosos.

 

Hugo Viola, salió con misilazos por la vuelta de Diego Aventin a las filas de Hugo Cuervo, hasta le cuestionó al TC, pero la categoría y quienes la conforman, suelen cambiar y vertiginosamente,

 

«Me siento traicionado por Diego, más allá que lo quiero como a un hijo; ¿Cuervo?, nunca me interesó esa persona que el año pasado le hizo «trampa» a los pilotos de TC y TC Pista cuando se descubrió que salía con el auto de carrera a probarlo en la calle; sus autos nunca fueron confiables. Pienso que Diego al estar con él de nuevo, perdió la memoria, estoy herido, ¡como no voy a estarlo!, también lo está mi amigo Oscar (Aventin), el me dio la razón y me dijo «los chicos de ahora son inmanejables»; yo soy amigo de toda la vida de Oscar, es más, dejé a mi familia por él», le escuchó decir VA.

«Como vicepresidente, no le puede dar lugar a una persona echada -afirmó-, ¿o se olvidan que Giallombardo, De Benedictis, Werner, perdieron el campeonato 2013 por el «perro» que metió al andar con el auto de carrera en la ruta?. Y a Gabriel Ponce de León le arruinó su carrera deportiva cuando colocaron esos plomos en el baúl del auto en Buenos Aires en 2011 cuando había ganado. ¿Los pilotos?, y todos no dicen nada, hay muchos intereses, presiones, publicidades. Yo, si fuera Oscar, a Diego lo echo del TC y del puesto de vice».

El Pumita, como habrás visto, hizo una lectura mucho más liviana sobre los dichos de Viola, en tanto el presidente Hugo Mazzacane ha considerado que la disputa «se trata de una cuestión de familia, y no salpican en nada al TC; Viola dudó sobre la técnica de la categoría, habló de poner más ingenieros y no sé que más; bueno, yo lo invité a que las presencie para que vea como se trabaja».

El empresario, por momentos a punto de quebrarse, entre nervioso y emocionado, sin embargo volvió a acelerar a fondo y sin filtro, cuando advirtió «si habla él (Diego), yo hablo y pierde él; ojalá recapacite y ponga marcha atrás, todos nos podemos equivocar; ¡por supuesto sigo queriéndolo y siempre lo aguanté pese a su soberbia bruta, que humille y desprecie a la gente!, fíjense por ejemplo, a Gustavito Lema, lo hundió, lo apretó y lo echó de la categoría en su momento, además no le dejó hacer los nuevos autos que se usarán en el TC, siempre hizo lo que quiso y más allá que haya dicho en la carrera en Concordia «voy a hacer un pozo de 1000 metros, tiro a toda la comisión directiva adentro, pongo nafta y tiro un fósforo». «¡Cómo va a decir -agregó- que yo no puedo hablar, que no tengo entidad, le respondo que hace 33 años soy amigo de los Aventín!, y el ¿quien es para hablar así?».

Cuando se le mencionó sobre si no temía que la ACTC le prohibiera la entrada a los autódromos por los cargos hechos no sólo al Pumita, también a la categoría, señaló: «no tengo ese temor, miren: acá estoy acreditado y colaborando con Waltercito (Alifraco, su amigo) en el auto de Matías Jalaf».

¿Te animás a predecir como termina este culebrón?. Escuchá, en la mañana de este sábado, Viola (gorrita de Montanari colocada, un sponsor de Diego), estaba trabajando en el box… ¡de Diego Aventin!

Muchachos, a los botes!!!

Por el equipo de VA (especial desde Toay, La Pampa)

Foto: gentileza Darío Gallardo

-publicidad-

7 COMENTARIOS

  1. Hoy por la tarde miraba por TV,( no se porque y para que ) ,la clasificación de esta parodia de categoría,y pensaba en las miles de personas que estában al costado del circuito,tras haber abonado una entrada no muy barata,y con la ilusión de ver ganar a su marca ,en una carrera entretenida,y con un ganador indiscutido y libre de sospechas….
    Creo que soy tan iluso como ellos….

  2. Je je, con la nafta del padrino aventin viejo se puede incinerar en un pozo a toda la categoría y aun asi quedaría lo de Rhasa cuando era proveedor de la nafta de la actc

  3. Cuando acercas siquiera un poquito el Ford ¨TODOPODEROSO¨al reglamento los poderes se van desvaneciendo. El reglamento es a DIEGOTE como la kriptonita a superman

  4. Viola: Que paso con Nicotera que no gano nunca mas nada despues de los campeonatos de Ali Baba? O no perreaban el Falcon en el cual vos eras acompañante?

  5. No hay nada q hacer, x la guita baila el mono… xq si este viejo puso manos a la obra en el auto d Aventajín, en el box dl d «San Lorenzo», es obvio q hay guita d x medio, y m animo a decir q tb lo deben haber apretado… Y bueno, es lo q saca x ser «amigo de toda la vida» d un mafioso como Aventín.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre