EL DIRE.

Fue más que elocuente, la inmensa desazón reflejada por Charles Leclerc al bajar la Ferrari en Mónaco, mientras celebraba Sergio “Checo” Pérez por vez primera en el Principado. Su magro cuarto puesto cuando estaba todo encaminado para ganar, sirvió de muy poco, y originó críticas duras hacia la Scudería que pudo conseguir un gran 1-2 ferrarista.

El equipo italiano cometió el grave error al momento de las detenciones de Leclerc y Carlos Sainz para cambiar por neumáticos medios, y le abrió el camino a Pérez en el Red Bull. Mattia Binotto, director del equipo admitió el gran fallido, “lamento mucho lo ocurrido, hemos cometido un error básico. Un piloto que sale primero y termina cuarto…, hay cosas por que revisar y alguna opción”.

Las Ferrari muy competitivas, desaprovecharon enormes chances, “hicimos algo mal y lo analizaremos, también subestimamos la velocidad de los neumáticos intermedios en su momento y quizás deberíamos haber parado con Charles una vuelta antes o no haberlo hecho, quedarnos fuera y proteger la posición, para luego ir rápido por los de seco”, añadió Binotto.

«La dinámica de la segunda parada en boxes de Leclerc la veremos definitivamente con él”, consideró y al toque reseñó, «no es nada obvio tomar decisiones en esos momentos. No tuvimos que anticiparnos, sino elegir después de ver los movimientos de los demás. Como esperábamos, los Red Bull se pararon a montar intermedios y fueron mucho más rápidos de lo que esperábamos».

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre