DE A POCO.

Así Lucas Guerra sigue buscando su lugar en el automovilismo nacional, con la guía de su famoso padre Miguel Angel (tan conocido ex piloto y actual director deportivo del equipo Renault en Súper TC 2000), y también con características propias.

De buen presente en el Top Race analiza en una charla con visionauto, el momento de la categoría y entrega sus opiniones sobre los pasos a seguir, para recuperar un lugar importante en nuestro automovilismo.

«Ian defendió en exceso su posición, yo busqué pasarlo y así se dio el toque. Charlamos después pero no nos pusimos de acuerdo», contó Lucas sobre el toque con Reutemann que le valió un recargo y el retraso al 4° ouesto.
-publicidad-

LA ACTUALIDAD DE  LA CATEGORÍA

 “Prácticamente vi nacer a este Top Race. Desde el 2003/2004 cuando trabajaba en acreditaciones. Me parece que la gestión que están haciendo los hermanos Levy es sumamente eficiente porque cada pasito que dan lo dan de forma sólida. Mas allá de algunas cosas conocidas el gran problema del Top Race es el escaso parque automotor. De repente tener 16 autos parece poco para la gente pero los que estamos adentro sabemos que cada auto es un sacrificio muy grande. Si el año se termina con 18/20 autos será un buen reflejo de lo que se viene haciendo en esta gestión. Para mi que soy hombre de automovilismo y tengo cariño por la categoría, me da una gran satisfacción ver que está creciendo y no sólo la categoría mayor. Creo que el gran impulso viene de debajo de la Junior el Top Race Series”.

 EL RETORNO DE LOS NOMBRES FAMOSOS

 “Coincido en una parte con Levy en eso de por el momento, no tener grandes nombres en el Top Race mayor. Si se ve cómo estaba la categoría, por ahí para una primera etapa ni los presupuestos ni las estructuras de los equipos, estaban dispuestas a competir para sostener las presencias de pilotos de nombres como Canapino, Rossi. Esa primera etapa de crear nombres o mejor dicho tener autos y tener nombres, porque no es fácil crearlos. Es un primer paso y lo entiendo, pero para mi, como vivo el automovilismo, siempre es importante competir con las mejores estructuras y los mejores pilotos. Aspiro a que  pase en el 2022”.

 LOS PROBLEMAS DE URTUBEY

 “Sufrí mucho la parte difícil de esta historia desde muchas aristas. Primero desde el sentimiento. Vi todo lo generoso que había sido Alejandro Urtubey en su momento, pero después no supo manejar la situación, con buenas decisiones y otras formas y códigos. Si el problema del Top Race se hubiese hablado de movida con una charla sincera, creo que la misma gente que estaba adentro lo hubiese comprendido, y la historia hubiese sido otra. Pero todo fue un desgaste, y llevó a que mi viejo que puso el hombro a la categoría, y armaba las carreras con los clubes por el peso de su apellido, terminara enemistado con Alejandro y yo quedara en el medio de situaciones mal manejadas”.

Lucas reconoce que la cantidad de autos (16) del Top Race no es suficiente, pero confía que a fin de año pueda llegar a 20 autos. También espera para el futuro el regreso de pilotos y equipos de renombre

 PRESUPUESTOS MENORES

 “Siempre el Top Race, en sus mejores y peores épocas, conservó un concepto de la relación precio-calidad o sea lo que uno paga por donde está corriendo. En la etapa conflictiva del Top Race quedamos presos de una situación rara. Esto la debilitó. Ahora está costando salir pero de a poco la vamos fortaleciendo. Actualmente la categoría no tiene el mejor nombre pero es sinónimo de automovilismo y se va a recomponer. Su presupuesto debe ser la tercera parte de uno de TC, la mitad de un Súper TC 2000. Creo que es una opción válida por todo lo que te ofrece. No es poca plata pero para lo que un piloto que empieza a correr puede juntar, la opción del Top Race es sumamente válida”

 DE LA NADA A DOS CATEGORÍAS

 “No corrí en la temporada 2020 y este año no tenía ninguna chance de correr, pero gracias a la gestión de mi viejo que siempre está y me acompaña, arranqué con un proyecto de TC 2000 y tres meses después me encuentro corriendo dos categorías al sumar el Top Race. Eso fue y es muy loco.  Estoy cumpliendo un sueño de correr en dos categorías, porque la práctica y el entrenamiento que te da correr en dos categorías y estar en pista el mayor tiempo posible no te lo da ni el simulador ni ninguna otra preparación. Es ahí donde el piloto puede desarrollarse y aprender. A mí, como a varios, nos limita el tema presupuestario y uno elige las opciones que puede”.

 LA MIRA EN EL TURISMO CARRETERA

 “Mi objetivo actual es salir campeón del Top Race. En este año, no, pero si, en el futuro cercano, Por eso me gustaría encarar muy bien el 2022 y con el mismo grupo de gente. Si después puedo tener la posibilidad de correr en otra categoría, cualquiera sea, y el presupuesto me lo permite, lo voy a hacer. ¿Correr en el TC?. Por supuesto que me gustaría. Correr en el TC es como jugar Boca-River. No importa que crisis haya, si hay pandemia o no, lo concreto es que siempre tienen 45 autos. Es lo que la gente consume y más mueve y apasiona. Me gustaría correr en TC porque además sería un desafío personal, ya que nunca he manejado un auto de la ACTC. Lo tengo pendiente y si el presupuesto acompaña es un buen proyecto para el futuro”.

 PLANES PARA EL FUTURO

 “Para el futuro es importante contar con las estructuras y equipos que hicieron la historia de este Top Race. A partir de ellos traes a los pilotos de renombre. El Top Race ya no tiene el respirador, camino solo. Por eso a futuro, el año que viene por ejemplo, hay que comenzar a gestionar otro tipo de autos con más potencia y mejorar las gomas. También mezclar las carreras que tenemos con las de grillas invertidas y de larga duración con invitados. Ofrecer otro tipo de producto porque el automovilismo siempre cae en lo mismo. El Top Race siempre tuvo las herramientas para hacer algo distinto. Por eso después de esta primera etapa de recuperación debe realizar esos cambios en el corto plazo. En la etapa conflictiva del Top Race quedamos presos de una situación rara. Esto la debilitó. Ahora está costando salir pero de a poco la vamos fortaleciendo”.

Desde chiquito Lucas acompañó a su padre Miguel Angel en los circuitos. «Mi apellido no fue un peso, sino una gran ayuda y muchas veces me jugó a favor», reconoce a  los 34 años y afirmado como piloto.

 EL PESO DEL APELLIDO

 “Mi campaña deportiva se dio un poco de loco. Si la hubiese iniciado de joven creo que hubiese cargado con el peso del apellido y de la comparación lógica, pero como todos me conocían que habían empezado en las acreditaciones y en el TC del NOA, no sentí que me estaban midiendo con mi padre. Era muy sabido que venía de otro lado. De chiquito pensé que esto era fácil. Veía que mi viejo todas las semanas traía una copa y dije, por osmosis si él maneja bien yo me subo y los cago a palos. La verdad fue que estuve último un año y medio, entonces dije me retiro porque voy a tirar por la borda 35 años de carrera de mi padre pero de a poquito todo fue mejorando. Me conecté de otra forma, me hice más profesional, tuve la suerte de estar muy bien rodeado. Hubo mucha gente que me ha ayudado, especialmente Agustín Canapino mirando cámaras y trabajando en el simulador. Con eso fui abreviando pasos. Actualmente estoy en otra etapa, me siento un piloto profesional con 10 años de experiencia. Por suerte el apellido siempre fue positivo y creo que me ha jugado a favor”.

 El AUTOMOVILISMO ARGENTINO

 “Hay demasiadas categorías. El automovilismo argentino, y especialmente el TC siempre vivió dentro de una burbuja, donde no intercede la economía, la pandemia. No está mal que haya muchas categorías, lo que está mal es que al piloto no se le den las herramientas para saber si cuando arranca en karting a los 8 años puede aspirar a correr a los 30 en una categoría importante. Todo esto se distorsiona. Robando palabras de mi viejo digo que al automovilismo le falta un Julio Grondona que unifique para sumar y no que sean muchos para restar. Lo más importante es que el automovilismo sea manejado por gente que sepa del automovilismo, algo que a veces no está pasando”.

  Lucas Guerra. De a poco continúa haciendo su camino en el automovilismo.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. En top race corre cualquiera. Pilotos sin experiencia, de mucha edad y mal estado físico. Ojalá tengan suerte y no tengan alguna desgracia.

Responder a Sergio Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre