maurogiallombardo.com.ar
Mauro Giallombardo, otro rostro joven que avanza en el automovilismo argentino.


“NO ME QUEDA CHICO
EL TC PISTA”


-publicidad-


Mirá estos números. 8 poles, 5 triunfos en las series, 3 en las finales, 9 récords de vuelta en series y 8 en finales y 47,50 puntos de diferencia sobre Juan Martín Trucco, su más cercano escolta en el campeonato. Todo en apenas 9 fechas que lleva esta temporada del TC Pista. Son los números que muestra Mauro Giallombardo, el joven (20 años) quilmeño que con el Ford Falcon de Alejandro Garófalo, domina a su antojo la categoría, como hizo hace dos años el TC Mouras con 9 victorias sobre 14 carreras. Son números contundentes que este fin de semana lo harán llegar al Autódromo Martín Miguel de Güemes de Salta con la tranquilidad de tener el pasaje sellado para el play off que como en el TC grande, también en el Pista definirá el título desde la carrera de Trelew.


¿Estamos frente a un talento conductivo excepcional? El tiempo lo determinará. Por de pronto varios equipos de TC le echaron el ojo tentados también por su buen respaldo económico. Con semejantes números ¿le queda grande el TC Pista que ya el año anterior lo vio llegar a la fecha final con chances de ser campeón y esta temporada lo tiene como el gran candidato?


No, no, para nada me queda chico el TC Pista…” responde con cierta incomodidad frente a la pregunta y aclara. “Decir eso sería no tener en cuenta el valor de mis rivales que son muchos.” responde Mauro, que podría haber mejorado esos número de no haber hecho “La Gran Traverso” y levantado hasta el cuarto puesto en un par de carreras que venía para ganar, con el fin de evitar el lastre. Igual el lastre pareció no ser obstáculo ya que ganó con 30 kg y hasta con 60 kg como pasó en Río Cuarto. “Es la perfección puesta sobre un auto de carrera” fue la explicación de Giallombardo al gran rendimiento de su Falcon en la carrera cordobesa. Un arma “mortal” con la que aspira a ese título con el que quiere sellar su pasaporte al TC. Podía haberlo hecho el año pasado por haber terminado tercero. “No era el momento y preferí esperar para tener más experiencia. Quiero llegar al TC par ser protagonista y no para hacer número…” explica Giallombardo, otro nombre, que sin la la trascendencia de Canapino, Falaschi, Girolami y Ardusso, forma parte de esta nueva generación de pilotos que acelera cada vez más fuerte.



DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre