MARKO JAKOS, INQUIETO POR LOS CAMBIOS. Parte importante de uno de las movidas más destacadas que precedieron la presentación del TC en este fin de semana de Río Cuarto, Marko Jakos no muestra la misma sorpresa por el alejamiento de su chasista Ricardo Gliemmo que por la decisión de equipo JP, con Matías Rossi a la cabeza, de cambiar los motores de Johnny Laboritto.

EL Chevrolet de Ortelli ya no tendrá asesoramiento de Gliemmo. ¿Llegan los Kissling?

La ida de Gliemmo era algo que venía madurando porque por su trabajo en el JP, la ACTC, el TC 2000 y el TC Mouras, cada vez tenía menos tiempo para nosotros. No se debió a presiones o falta de resultados, y fue en los mejores términos” aclara uno de los dueños del Dole Racing que admite alguna deuda económica deslizada por Gliemmo. “Tenemos que ajustar unos números porque hace rato que no nos juntamos” cuenta Jakos, quien hace un cambio de frente para destacar que “me llama la atención lo de Rossi, porque la motorización de Laboritto era algo instalado en el equipo y le estaba dando buenos resultados”.

Sobre estos y otros cambios con los que el TC llega a Río Cuarto, Jakos opina que “son el fruto de las presiones de los patrocinantes por los resultados” y como reflexión final destaca que “acepto todos estos movimientos como una realidad del momento y las circunstancias pero me gustaría un TC más tranquilo y duradero…” En estos tiempos, difícil don Jakos.

-publicidad-

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre