DESDE 1996.

Mercedes Benz ha provisto los vehículos oficiales de seguridad a la Fórmula 1, el primero un AMG C36 hasta el AMG GT R, éste último el más veloz entre sus pares. Tanto el inicial como el más reciente, impresionantes.

En la temporada a iniciarse en Bahrein, la presencia del auto de seguridad y el del servicio médico, van a compartirlo Mercedes y Aston Martin, la prestigiosa marca arribada como equipo a la Máxima.

El Aston Martin Vantage, motor V8, 535 hp. En segundo plano, el auto médico de la marca, un Aston Martin DBX.

Se han dado varias razones para ofrecer una novedad con connotaciones deportivas, comerciales, de imagen, marketing. Puede mencionarse así, el reparto de erogaciones dinerarias en un mundo contextualizado por la pandemia.

Mercedes y Aston Martin son «conocidas», y hubo más acercamiento a lo largo de 2020, incluso arribaron a acuerdos de participación y una cooperación técnica más estrecha. Mercedes aumentaba su participación en Aston Martin al 20%, y le daba acceso a una serie de sus tecnologías, incluyendo motores y cajas más la electrónica. Por otro lado, no te olvides que el poderoso Toto Wolff, mandamás del equipo Mercedes, cuenta con una participación accionaria personal en Aston Martin, y de yapa es muy amigo del dueño de la marca y del equipo Aston Martin que tomó el lugar de Racing Point, Lawrence Stroll, el papá de Lance. Tanta vinculación ha llevado a ironizar con que los «Mercedes rosa» se convirtieron en «verdes»…

Mercedes en rojo, safety car AMG GT R, y coche médico para 2021, imponentes.

Hasta 2020, el pace car fue exclusivo de Mercedes, el AMG GT R motor V8 biturbo de 4,0 litros, 585 CV de potencia y una velocidad máxima de 319 km/h. El alemán Bernd Maylander lo condujo. El coche médico, un Mercedes-AMG C 63 S Estate, manejado por Alan van der Merwe. En 2021 las presencias las van a compartir con Aston Martin, que podría contar con cierta prioridad para elegir los grandes premios.

El Safety Car, un Aston Martin Vantage, con especiales aditamentos aerodinámicos, motor V8 de 4.0L y 535 caballos de fuerza, ¿aceleración?: de 0 a 100 de 3s5. Bernd Mayländer y Richard Darker los conductores. En tanto el auto de Mercedes continúa siendo el AMG GT-R.

El auto médico inglés, ha de ser tripulado por Alan van der Merwe y el doctor Ian Roberts (coordinador de respuesta médica de la FIA F1) como acompañante. Es un Aston Martin DBX, motor V8 biturbo, 4.0L y 550 CV y acelera de 0 a 100 km/h en sólo 4s5.

Stefano Domenicali, director de la Fórmula 1, se congratuló con la interrelación entre Mercedes y Aston Martin, «son marcas automotrices icónicas y estamos orgullosos de su lugar en nuestro increíble deporte. Los coches de seguridad y médicos son una parte muy importante de la F-1, siempre están ahí para mantener seguros a nuestros conductores”.

Tremendos fierros.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre