REFERENTE INDISCUTIDO.

Diseñado por Robert Opron y ganador del prestigioso premio Auto del Año en Europa en 1971, el Citroën GS ha dejado huella en la historia del automóvil por popularizar la suspensión hidroneumática y por disponer de una versión con motor rotativo Wankel. Entre 1970 y 1986, se fabricaron 2.440.610 Citroën GS.

El GS reforzó la imagen de Citroën entre el gran público con una línea y un interior originales asociados con soluciones técnicas avanzadas, pensadas para optimizar el confort. Su diseño no tenía equivalente en el mercado y llegaba con innovaciones poco frecuentes en este tipo de vehículos, como cuatro frenos de disco, chasis de aleación ligera o la suspensión hidroneumática.

Su motor de 4 cilindros con refrigeración por aire desarrollaba 60 CV, pero alcanzaba una velocidad máxima de 150 Km/h. Esta mecánica también se utilizó, durante los años 80, en las motocicletas de la marca francesa BFG.

En el interior, destaca su torpedo futurista, obra del prestigioso diseñador Michel Harmand, que dio muestras de su talento en otros modelos de la marca como el CX. Pensado como una escultura, presenta elementos innovadores como su velocímetro, que imita la forma de una lupa o su freno de mano integrado.

Tras el lanzamiento de la versión break en 1972 y un ligero restyling en 1976, el GS evolucionó con la llegada de los años 80, convirtiéndose en el Citroën GSA. Se trata del primer Citroën con 5 puertas, pero no el último: desde entonces, el portón trasero está presente, prácticamente, en la totalidad de los modelos Citroën comercializados hasta la fecha.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre