“ATRAER GENTE QUE no es del automovilismo”.

Este fue el argumento con el que Pablo Peón, justificó una vez más y esta vez más que otra porque así lo ameritaba, la idea de una fecha, me resisto a llamarla carrera, del Súper TC 2000 en un estadio de fútbol. como el Único de La Plata.

Por ese lugar hay que buscar entonces el éxito o no, de esta idea, por encima de las sensaciones y declaraciones de los pilotos que como muchas veces  son cambiantes, interesadas y no siempre coincidentes en el on y el off, seguramente guiados por alguna sugerencia suprema y un temor a perder el puesto en las pacatas estructuras oficiales.

-publicidad-

Por el momento, el balance de la atracción de un público nuevo no parece mostrar ganancias, luego de esta primera experiencia en el Único. No percibí una trascendencia superior a la habitual. Incluso me pareció menor que la que en su momento generaron otras novedades de la categoría, como lo fueron los 200 Kms en el Gálvez y ni que hablar de los dos callejeros porteños del Centro y Recoleta. Carreras diferentes, pero carreras de verdad.

Igual hay que esperar un tiempo más para saber realmente si con esta idea de encerrar  al Súper TC 2000 de los potentes motores V8 en un estadio de fútbol, se ganó gente para el automovilismo. O si se perdió, porque éste es el riesgo de estas apuestas novedosas que suelen no caer mi simpáticas a puristas y fanáticos, que son en definitiva los que sostienen la actividad. No debe olvidarse esto en tiempos que el automovilismo pierde adherentes genuinos.

Me parece más lógico incentivarlos a ellos, que son seguidores más fieles y no ocasionales como los que pueden ser, si es que los hay, los capturados por un show mediático con relatores que con histrionismo pretenden imponerle emoción. Pero incentivarlos con carreras atractivas como las del óvalo de Rafaela, los 200 Km de Buenos Aires, carreras con cambio de neumáticos, de mayor duración que obliguen a estrategias de los pilotos y equipos. Carreras en fin.

 

El que subió al podio por el 3º lugar, Néstor Girolami con el Peugeot 408 cuando se midió con Pechito López en el Fiat Linea(

 

Igual no le saco todas las fichas a la propuesta del Estadio. No la vería con tanto desagrado si se le hacen algunas modificaciones: Para empezar, darle menos puntos porque resultó inconcebible que su ganador por recorrer apenas 6.000 metros, menos que una vuelta en Potrero de los Funes, se llevara los mismos puntos que reciben quien tienen que dar por los menos 25 vueltas en cualquier carrera.  Y para seguir, tomar su desarrollo como una clasificación para un carrera en un autódromo al día siguiente. Así no faltaría el show que los genios del marketing consideran indispensable para captar un nuevo público, pero también habría una carrera de verdad que no sólo salvaría la parte deportiva sino que le posibilitaria a los pilotos saciar su sed de velocidad.

Conste que la propuesta no es personal. La hizo Leonel Pernía, nada menos que el ganador. Significativo ¿no?,

 

Por Miguel Sebastián

Foto Prensa Peugeot Lo Jack Team

-publicidad-

4 COMENTARIOS

  1. Difusion,tuvo menos que otras carreras de la categoría,ya que se vió por cble el sábado y el domingo el canal que es accionista mayoritario de la categoría «solo » le dio una hora al compacto.
    Los relatores de la transmision oficial le ponen la misma garra al relato ,que si estuvieran transmitiendo un partido de Truco.
    Me considero un fanático y esta parodia de carrera,no me gusto en lo mas minimo,ya que para que funcione una carrera en circuito tan chico,debería emplearse otro tipo de auto, al menos uno que derrape y no pierda tiempo.
    Lo que vimos el sábado fueron «Scalextric» que el que derrapaba perdía.
    Las cámaras a bordo parecian mas de un chofer de un colectivo doblando la rotonda de Puente La Noria,que de un piloto.
    Una » carrera » en primera es menos emocionante que una carrera en marcha atras.
    Sera la proxima idea revolucionaria de Pablo?????

  2. 1) El espectaculo del Estadio unico no me gusto para nada fue realmente malo y de escasa difusión, estaba en un zonal y en las casillas con Tele nadie miraba o muy pocos…2) Los periodistas del multimedio son explicadores seriales de lo obvio y tratan de dar emoción donde no la hay. 3) No entiendo a la cupula de la categoría se trata de abaratar costos igualando elementos pero una carrera puede llegar a salir $ 250.000, de hecho un equipo así lo reconocio, los particulares estan out. 3) Los elementos mecanicos iguales no garantizan espectaculos. 4) Me parece que las terminales se estan «cansando»y el intento de nuevo público no sirve porque no creo que vaya a los autodromos…,. 5) A Rafaela no van ni al circuito No. 2, el autodromo de esa ciudad siempre apoyo al antiguo TC 2000, hizo careras en el inicio de la categoría ayudando a la misma, ahora las exigencias del SPTC 2000, son imposibles, además que tienen que correr fuerte.

  3. Este tipo de carrreras, si se les puede llamar carreras de autos . me resultan insoportables por infinidad de razones. El argumento que es para «atraer gente al automovilismo», no es valido. Cuidennos a nosotros, los verdaderos fanaticos fierreros, que ya nos estamos cansando de tanta pelotudes. El solo pensar que el automovilismo se junte con algo que tenga que ver con el futbol, sinceramente me da ganas de vomitar. No se dieron cuenta todavia de la diferencia que existe entre uno y otro publico (no es descriminacion, por que el publico es el mismo, pero las conductas que se adoptan son distntas, salvo – como es de esperarse – en el gran buenos aires, donde en su mayoria se trata de gente fanatica de futbol. No es gente del interior). Hagan categorias con motores de cada marca, con tuerca central, cambio de neumaticos, circuitos como la gente y callejeros como los de Australia. Copien al DTM, WTCC, BTCC, V8 SUPER CAR y similares, dejense de joder!!!

  4. El problema que tiene es hacer «algo» (no lo llamo automovilismo) que entre en una hora de televisión.

    Hemingway decía: «hay sólo tres deportes: el automovilismo, el alpinismo y la tauromaquia; los demás son simples juegos»

    Las competencias de automovilismo tienen que generar admiración por el desarrollo técnico y por la habilidad o destreza humana. Si no hay eso, no hay deporte motor.

    Hace rato que digo que los 500 km de velocidad histórica que se hacen en diciembre en el Gálvez son la mejor carrera del año. Y que decir cuando se tiren a hacer una de 24 horas, o una nocturna…

    Pablo.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre