UNA VOZ PARA ESCUCHAR.

El regreso del Mundial de Motociclismo a Río Hondo es un recuerdo. Un buen recuerdo que dejó atractivas carreras en las tres clases, una importante concurrencia (según los optimistas informes oficiales en las tres jornadas hubo 209.859 espectadores repartidos en 56.008 (viernes), 57.092 (sábado) y 87.759 el domingo), y la fortuna de haber podido revertir el complicado panorama inicial provocado por la demora en la llegada de dos vuelos con motos y materiales técnicos. Una complicación que obligó a cancelar la jornada del viernes. y comprimir la actividad al día siguiente con entrenamientos y clasificación separados por poco tiempo.

Todo salió bien, pero eso no quita la advertencia de cara al futuro, que sobre esa situación ha realizado el español Pol Espargaró, piloto oficial de Honda.

La alegría por el triunfo del hermano pudo mas que la bronca por su abandono. Por eso Pol se acercó a felicitar a Alaix por la victoria. «Se la merecía por todo lo que trabajó», dijo Pol quien ahora debe buscar su primer éxito en MoyoGP.

«Es muy complicado tener un día menos, nuestra cabeza sigue pensando y trabajando mientras dormimos o pensamos. No te das cuenta de eso, pero al día siguiente haces cosas diferentes que no pensabas que podías hacer, o que no harías. Así que no tener esa pausa para pensar, y dejar que los ingenieros trabajen es todo una locura, porque tienes que esforzarte hasta el límite sin tener la situación bajo control. Así se provocan choques, problemas en la moto que no puedes resolver y complica aún más la competencia», argumentó el hermano de Aleix, el ganador.

“La jornada del sábado fue muy estresante. Hubo que tomar decisiones importantes en el último momento para cambiar la moto que finalmente, en mi caso, funcionó. Pero fue apretado, todo apretado y hasta el último momento. Fue super estresante y poco seguro”, agregó Pol quien pese a todo clasificó cuarto y en carrera después, duró muy poco por una caída.

El español Pol Espargaró, anduvo a fondo sobre la Honda oficial. En la recta de 1076 metros, las motos de la clase mayor alcanzaron 336 Km/h.

La advertencia de Pol apuntó al futuro en el que hay idea de aumentar la cantidad de carreras (actualmente 21), y para eso se piensa en reducir de tres a dos días la actividad. “Si se está pensando en eso, les diré que dos días de actividad no serían lo suficientemente seguros para los pilotos. De ninguna manera podemos correr así, sólo dos días de actividad es estresante y peligroso porque llevamos las motos al límite con muy poco conocimiento de las pistas, el comportamiento de la moto en los circuitos y el rendimiento de los neumáticos.» cuestionó Pol.

Para tener en cuenta.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre