UN TRIUNFO QUE ESTIMULA.

Alguna buena se le tenía que dar a Esteban Guerrieri en el automovilismo. Complicado en el TCR Mundial, por problemas mecánicos y un par de autazos como los que ligó en la última fecha en Francia, tuvo en TCR South América su oasis deportivo en medio de ese desértico panorama, con la victoria lograda en la Carrera Endurance disputada en el Autódromo de Río Hondo. Una alegría que se extendió a Fabio Casagrande, el brasileño con el que compartió el Honda Civic de la Squadra Martino.

Con un buen numero de autos (20) el TCR South America cumplió en Río Hondo su primera presentación del año en Argentina. Continuará en el Gálvez y Villicum como cierre del torneo que encabeza el argentino Fabricio Pezzini.

“Las cosas salen cuando se buscan y además Dios ayuda con distintas situaciones” reflexionó Esteban sobre las distintas circunstancias que se dieron para este triunfo en la 5ta fecha de un TCR South América que de a poco va creciendo Salieron las cosas que se buscaron con la precisa conducción de Esteban en su primer turno y luego con el eficaz complemento que encontró en Casagrande a la hora de las definiciones.

“Fabio estuvo en el lugar justo cuando debía estar” elogió Guerrieri sobre esa presencia oportuna del brasileño cuando esa ayuda de Dios llegó con el agónico abandono de Ignacio Montenegro, con el triunfo a la vista sobre el Honda que compartió con Néstor Girolami, y el artero golpe del brasileño Alleu Feldmann al español Mikel Azcona. Dos acciones que cambiaron el destino final de la carrera. El choque motivó el lógico y encendido elogio de Azcona. “Es una locura lo que hizo y algo que no se acepta en el automovilismo. Parecía que me quería matar” bramó el español, campeón europeo y líder del Mundial. Obviamente Feldmann fue excluido y perdió el segundo lugar logrado en pista sobre el Honda que compartió con Matías Milla.

«Es una locura lo que hizo» dsparó el español Mikel Aazco (auto negro) en su airado reclamo al brasileño Feldmann (blanco y rojo9 por su artero choque cerca del final.

“Me gusta la categoría y no descarto participar con mas asiduidad cuando me lo permitan mis compromisos en el Mundial” agregó Esteban, quien sin chances por el título en el TCR Mundial toma con naturalidad y profesionalismo la decisión de Honda para que corra en función de apuntalar las chances de Néstor Girolami, su compatriota, compañero en el Munnich Motorsport, y escolta del líder Azcona en el campeonato

“Voy a ayudarlo a Bebu para que salga campeón” le dice Guerrieri a visiónauto, antes de reconocer como lejana la posibilidad que una vez culminada su campaña internacional vuelva a correr en Argentina. “No creo porque ya estoy instalado en Europa (vive en Barcelona junto a su mujer y su hijo Milo), pero nunca se sabe….”

Es cierto . nunca se sabe lo que puede pasar con als vueltas del automovilismo.

Fotos: Prensa TCR South America.

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre