“POR ACÁ está el intendente de aquella época, el que me pidió ‘no le ponga Ramallo tan grande en el parabrisas’, parece que veía venir el papelón…”.

Una humorada de las que fueron costumbre durante varias décadas, esta vez en el salón de conferencias del hotel de la cadena Howard Johnson en Ramallo, casi colmado de periodistas, amigos e hinchas. Otra humorada más de Juan María Traverso, que a punto de cumplir 61 años, decidió que no estaba tan mal convertirse en el centro de un homenaje particular.

 

Traverso en su salsa, junto al infatigable Roberto Ghiorsi, coordinador de la celebración.

 

“Pude correr pese a que tuve la contra del más grande: mi viejo… ‘El que lo ayuda…’ amenazaba. En aquella época, para armar un auto de carrera hacía falta mucha gente del pueblo, que colaborase. Era casi imposible correr, yo no lo había hecho nunca. El verdadero artífice fue Manolo, el papá de Marito García…”

La historia es por demás conocida: el 31 de octubre de 1971, una fecha de la que pronto se cumplirán 40 años, un Torino naranja con el número 71 se presentó a largar la Vuelta de Pergamino de Turismo Carretera. Sin inferiores, sin escalas, casi sin precalentamiento…

“Hasta el momento de largar, tenía un cagazo impresionante… -cuenta el Flaco- Para colmo, se largaba cada diez segundos, me dolía la pierna de embragar. Pero en cuánto largué, me tranquilicé, y empecé a disfrutarlo. A medida que pasaban las vueltas y le iba tomando la mano, empecé a medirme, y en una de esas me pasé y toqué el guard-rail. Mi viejo era devoto dela Virgen de Luján, así que sacó la medalla y le pidió que me parara el auto…”.

El auto se paró por problemas de temperatura, pero al Flaco la memoria le juega una mala pasada tan divertida que es mejor creérsela:

“En esa carrera no se paró, pero sí en la segunda. Entonces le digo a mi viejo:

-¿Vos le pediste que a la Virgen que parara el auto?

-Sí…

-¿Por qué no le pediste que me sacara un cable nomás? Se me rompió el cigüeñal…”

A seis años del retiro, anunciado el 8 de agosto de 2005, no tantas cosas han cambiado en la vida del Flaco Traverso…

“No sé de dónde me gustan los autos. Pero sí recuerdo que me gustaban más que a todos los otros chicos. Era capaz de lavar un auto con tal de que me lo dejaran manejar 100 metros” cuenta luego. “Ese Torino lo hicimos con todo el cariño del mundo y me dio una victoria. Si tengo que elegir uno de los autos de mi campaña, es ése”.

Ante la pregunta de VA, reacciona: “Capaz que si ahora tuviera 18 años, no vuelvo a correr. Antes había mucho riesgo en las carreras, ahora casi no hay peligro, y los dos extremos son malos, ¿no? Pero las carreras de hoy las dominan los autos, y hay muy poco de lo que queremos ver, el coraje de los pilotos. Los autos de hoy son perfectos, y no hay que ir tan atrás para darse cuenta de cómo cambió el automovilismo: lo veías a Senna a bordo y parecía que iba a salírsele el casco”.

Junto a su nieta Juana, que no se separó un segundo durante la fiesta.

Con la audiencia definitivamente seducida, Traverso sigue su reflexión: “Aquellos coches eran más difíciles de manejar, había que administrar potencia con una goma que no tenía grip ni estabilidad, sin cargas aerodinámicas, casi sin tecnología. Ahora, la gente ve una cámara a bordo y cree que puede manejar el auto, cuando por ahí el piloto va asustado ahí arriba. En mi época, por ahí la gente nos veía llegar con el auto todo desacomodado y se asustaba, y yo venía tranquilo…”.

Esa sensación de peligro lo acompañó durante buena parte de su campaña.

-¿Cuáles de esas tragedias te impactó más? –pregunta VA

-Todas… Me tocó asistirlo a Nasif  (Estéfano) cuando se mató (en el Gran Premio de la Montaña de 1973), no me voy a olvidar en mi vida. Ese mismo año, corriendo en 25 de Mayo, veníamos chupados con los Hermanos Suárez y lo pasamos a Anselmo Pérez, sacándole una vuelta. Nos quiso seguir, se pegó y se mató… Durante un tiempo me siguió ese episodio…

Los hinchas de Traverso pidieron el micrófono y reclamaron un autódromo que lleve el nombre del Flaco, seis veces campeón de TC, siete veces monarca de TC2000, tres de TopRace. “Yo corría para mí, esa es la verdad: manejaba igual con el autódromo repleto que cuando no había nadie en la tribuna, y creo que la gente valoró eso, que yo era auténtico. Por eso lo compartía aunque no fueran hinchas míos…” reflexiona.

“Aprendí mucho de los tipos que estaban corriendo cuando yo empecé. Copello, Perkins, Cupeiro, Nasif, Gradassi… Después, siempre me puse desafíos, metas, y por eso pude correr con los mejores autos, en los mejores equipos. El único que competía conmigo, creo, era Luis Di Palma. Después, manejé mejor que el resto. Habré ganado carreras fáciles, pero la victoria siempre es un premio”.

Las humoradas no abandonan la sala: “¿Si le hablaba a los autos? Claro, les hablaba, los pateaba, les pegaba. Peor le pasaba a Nasif, que decía que el auto le contestaba…”

Como presidente de la Asociación Argentina de Volantes, cuenta, lleva dadas más de 400 charlas en todo el país como parte de una campaña de concientización vial, un programa en conjunto entre la AAV y la Agencia Nacional de Seguridad Vial (ANSV). “Creo que hago más kilómetros ahora que cuando corría –bromea- Soy un desastre, me confundo los lugares, los intendentes… Pero estamos llevando a cabo una buena labor” asegura.

-¿Habrá otro Traverso?– es la cuestión.

-Otro como yo no va a haber –señala- Mejores seguro, peores también. Pero como yo…

Fotos: Daniel Larriera

Por el equipo de VA

 

 

-publicidad-

4 COMENTARIOS

  1. Párrafo aparte para los dirigentes vanidosos y envueltos de envidia que no fueron al homenaje del Flaco Traverso (no van porque no soportan que la figura de Traverso los deje en segundo plano. Porque más allá de que estemos de acuerdo o no con sus ideas sobre un automovilismo mejor y más coherente, ellos los dirigentes no pueden disciplinarlo.
    Párrafo aparte para algunos medios gráficos, de Internet, y de televisión que estarán alineados (soba soquetes) de estos dirigentes que cubrieron la noticia en forma nula o muy escasa.
    El hincha numero uno De Renault

  2. De verdad si me evqiuoco lo siento, pero no dejo de pensarlo, a mi esto mas que ignorancia o cualquier otra cosa, me parece falta de e9tica, me parece que lo hacen a proposito, para rellenar o para tener «noticias» interezantes que dar.Un compaf1ero de trabajo me dijo que le iba a comprar uno al hijo, y ahi es donde mas duele la cosa, en ver que la gente se lo cree, que la gente no se cuestiona las cosas. El periodista tiene una misif3n y responsabilidad grandes, los medios de informacif3n por tanto deben velar por sus contenidos. Ayer La Nacif3n aclaraba en nombre de La Teja y todo el grupo que los Genpets no son ciertos, y pronto veremos a telenoticias haciendo lo mismo, pero siguen repitiendo los mismos errores y falacias.Que se puede esperar de un canal donde Maricruz Leiva es estrella? Donde Laura Rodredguez piensa que es simpe1tica?Los periodistas de ahora parecen sacados de el mismo molde y hechos solo para ocupar un lugar en la patineta set de este paeds, da verguenza ajena, y mucha.El colegiop de periodistas no hace nada.Google es una fuente para un periodista serio…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre