NO ESTABA JUNÍN EN el calendario original del TC, pero antes de lo pensado apareció para cubrir el hueco dejado por el retraso hasta el 18 de mayo de la inauguración del Autódromo de Concepción del Uruguay. ¿Salvavidas para que los Ford no se ahoguen en el mar de victorias “chivas”, que han inundado hasta ahora el incipiente campeonato 2014?. Es posible viendo los antecedentes de las tres carreras corridas en el Autódromo Eusebio Marcilla desde el 2011  y descubriendo que todas las poles (la primera del recordado Guido Falaschi y las dos últimas de Mariano Werner) y dos de  las tres victorias (Falaschi en el 2011 y Werner en el 2013) quedaron para pilotos del óvalo. La excepción se dio en el 2012, pero no con un chivo sino con el Toro de Norberto Fontana.

Tampoco se ha anotado ningún Chevrolet en los récords de vuelta, y el colmo de la  abstinencia “chiva”, llega al punto que ninguno de sus pilotos subió a los nueve escalones de los tres podios que tuvieron las distintas ediciones de la carrera. Una paradoja en la ciudad cuyo mayor representante en la historia del TC, y por eso lo recuerda el nombre del circuito, fue Eusebio Marcilla, un reconocido defensor de Chevrolet en el TC de fines de los 40 y principios de los 50

-publicidad-

 ¿Se corta esa abstinencia chiva este año en que los cambios reglamentarios le han caído tan bien a  los Chevrolet  que van invictos? es la pregunta que surge ante estas estadísticas. Hay otra ¿Seguirá Mauro Giallombardo con la rutina de ser segundo, como lo fue en las tres ediciones, o dará por fin el salto a esa victoria que lo esquivó tantas veces?  

Las respuestas estaan este fin de semana en Junín, en la 3ª fecha del TC. 

Foto: Prensa AMCJ

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre