UNA SENTIDA DESPEDIDA

Este Sebastian Vettel que se retira de la Fórmula 1 después de 299 Grandes Premios a lo largo de más de 15 años no es el mismo “chico malo” que brilló poco tiempo después de su debut para conquistar cuatro títulos mundiales de manera consecutiva.

No. Este es un Vettel más humano, más conectado con el planeta, menos influenciado por el micromundo que es el paddock de la F-1. Es un Vettel más maduro, padre de tres hijos, con una fuerte conciencia ecológica y, sobre todo, un mejor tipo.

-publicidad-

Eso es lo que subrayan casi todos quienes lo conocen.

No es que haya perdido el compromiso con la Fórmula 1: es difícil encontrar a un piloto de la categoría que conozca tan profundamente el legado de la disciplina, su historia y sus proporciones.

Pero oportunamente entendió –como quizás todavía no lo ha hecho Fernando Alonso– que hay vida fuera de la Fórmula 1. Que sus intereses pueden ser múltiples. Que ya corrió lo suficiente y que su misión en este momento pasa por otras latitudes.

Y este Farewell Tour (el Tour del Adiós) que se inició cuando el alemán anunció repentinamente que este sería su último año, disparando una serie de movimientos de butacas en toda la F-1, lo encuentra como el favorito de sus rivales, sin enconos, sin furia. La fotografía que circuló sobre la Última Cena muestra un acontecimiento prácticamente inédito en los últimos tiempos: todos los pilotos juntos sin que fuera una ceremonia oficial de la FIA…

La última cena: abajo, Valtteri Bottas, Lance Stroll, Checo Pérez, Lewis Hamilton, George Russell, Lando Norris, Pierre Gasly y Yuki Tsunoda; en el medio, Guangyu Zhou, Fernando Alonso, Sebastian Vettel, Daniel Ricciardo, Carlos Sainz, Kevin Magnussen (semitapado) y Alex Albon; arriba: Charles Leclerc, Esteban Ocon, Mick Schumacher, Max Verstappen y Nicholas Latifi. Los 20 pilotos de la F-1 2022 que correrán el último GP de Sebastian Vettel.

 

Quienes profesan predilección por las estadísticas, pueden quedarse con los números de Vettel: cuatro títulos mundiales (solo tres pilotos en la historia lograron más campeonatos) y 53 triunfos (el tercero en la lista histórica) en 299 Grandes Premios (algo más de 1 cada cuatro carreras).

Los que queremos ver un poquito más allá discutimos si Vettel entra en el Top-10 de los 73 años de Mundiales. Cierto: ganó cuatro títulos mundiales, pero con la misma marca, RedBull, y un coche pensado exclusivamente por Adrian Newey (¡nada menos!) para su estilo.

Sin embargo, en 2014, el primer año de la Era Híbrida, cuando ya no tuvo más un coche con el tren trasero muy fuerte (ah, aquellos difusores soplados), fue vapuleado por su compañero de equipo Daniel Ricciardo. Coincidencias: mientras el alemán deja la F-1, el australiano vuelve a RedBull en carácter de piloto de reserva.

Será materia de debate: lo concreto es que Vettel no despertó en su propio país la fiebre y el entusiasmo que había generado su ídolo, Michael Schumacher.

Acaso le faltó ganar un título con Ferrari: sucede en que en sus mejores años en la Scuderia, 2016 y 2017, y especialmente 2018, cuando estuvo muy cerca hasta ese famoso despiste en Hockenheim, el equipo italiano no estaba a la altura de la fortaleza deportiva de Mercedes.

Sin ese quinto eventual título, sus cuatro campeonatos del mundo pueden valer lo mismo que los de Alain Prost, pero seguramente no pesan igual…

De cualquier forma, ese debate es anecdótico: en este Gran Premio de Abu Dhabi que cierra el Mundial 2022, Sebastian Vettel corona una campaña de éxito. Aquellos que no quieren perderlo sugerían su reinvención como Team Principal de Ferrari. Difícilmente.

Vettel quiere hacer otra cosa con su vida.

La Fórmula 1 no lo es todo.

 

1 COMENTARIO

  1. Dios quiera que en 2024 vuelva. E un equipo competitivo, por supuesto! Y que podamos disfrutar su talento unos aňos más!!!!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre