Prensa Sportteam

Sergio Polze en brazos de Agustín Canapino y Guido Falaschi, sus admirados pilotos.


HUBO UNA GENERACIÓN QUE SE PERDIÓ

Por Miguel Sebastián

Todavía le dura a Sergio Polze la alegría por el 1-2 que Guido Falaschi y Agustín Canapino, sus pilotos en el Sportteam, le dieron en la Copa América de Top Race V6. Se la merece, quien empezó a hacerse notar en el automovilismo en los tiempos que la Fórmula 3 Sudamericana tenía fuerte presencia argentina, allá por los 90 y luego dio el salto al TC 2000 con el VW de Emiliano Spataro que todavía mantiene el récord de velocidad con la pole que para la carrera del 2005 hizo en el único tránsito de la categoría por el óvalo de Rafaela. Incursionó también en la Fórmula Renault y en el TC como parte del Mar y Sierras, y hace tres años, cuando el TC 2000 les empezó a entornar las puertas a los equipos privados más fuertes, desembarcó en el Top Race V6. Allí parece haber encontrado su hábitat. “Puedo trabajar tranquilo y me tienen en cuenta…” reconoce Polze quien hizo una apuesta que muchos consideraron riesgosa, al juntar a dos pilotos jóvenes y en ascenso como Falaschi y Canapino, y ahora disfruta de su acierto.

Los pilotos jóvenes aprenden mas rápido porque pasan centenares de horas en los simuladores. Esto no existía años atrás. –Sergio Polze

-publicidad-

Me la jugué porque los considero dos de los pilotos con mayor futuro en Argentina. Me parece el equipo ideal porque además de jóvenes y talentosos, ambos tienen una excelente relación, pero son altamente competitivos con los demás y entre si. Cada uno le quiere ganar al otro, pero tienen la inteligencia de entender donde está el límite de la competencia y no lo pasan. Todo esto es muy beneficioso para el equipo.

—¿Es más fácil trabajar con jóvenes que con pilotos consagrados?

—Toda la vida. Es cierto que los jóvenes tienen menos experiencia y eso conspira donde hay que lograr resultados inmediatos, pero sin dudas con los chicos podes trabajar con mayor tranquilidad. No provocan internas, ni tienen el orgullo y la vanidad de muchos consagrados. Saben escuchar para aprender sin imponer. Eso provoca un aprendizaje mutuo con el equipo. Con los pilotos famosos también se aprende, y quizás más rápido, pero generalmente no le podes decir o sugerir cosas porque se ofenden. Además su figura eclipsa a la del equipo…

—Se viene fuerte esta generación de jóvenes con Falaschi, Canapino, Ardusso, Girolami y varios más…

—Si y es muy bueno para el automovilismo que necesitaba una renovación. Hubo una generación anterior a estos pilotos que se perdió por estar a la sombra de nombres como el Gurí Martínez, Furlan, Silva, Ledesma, Fontana. ¿Cuánto hace que todos estos pilotos están corriendo? Entre 10 y 20 años. Esa continuidad en el primer nivel les quitó espacio a los que querían ascender y por eso hoy los vemos pilotos con 35 o más años compitiendo con chicos de 20. Ahí se nota el vacío de una generación, ¿Cuántos pilotos de 26, 27 años hay corriendo en el primer nivel? Matías Rossi, Pechito y Altuna. Y estos dos porque que volvieron de Europa, donde sigue Guerrieri que tiene 25 años. Hay que ver que también contribuyó a ese vacío el hecho que en el 2000 muchos pensaban más en irse al exterior que en correr en el país. Costaba lo mismo (por el 1 a 1) y tenían más posibilidades porque en Argentina estaban los consagrados que acaparaban todos los títulos. Hoy nadie imagina que un piloto pueda repetir varias veces un campeonato como pasaba con Traverso, el Gurí, Ortelli, Furlan.

Antes salían de la Fórmula Renault y casi no sabían donde ir. Ahora piensan en el Top Race o el TC Pista

—¿Por qué esta generación avanzó con más fuerza?

—Por varias cosas. En primer lugar porque no los ven a los mayores como dioses imposibles de ganarles, algo que ocurría con pilotos de anteriores generaciones, que respetaban a los consagrados casi al punto de dejarlos pasar. Estos chicos son más atrevidos y eso les hace perder el respeto, en el buen sentido, a los más grandes. Por eso se atreven a ganarle, y muchas veces lo consiguen. También influye en este ascenso que estos jóvenes son más francos. No ponen excusas para admitir sus errores y esto los hace aprender más rápido.



-publicidad-

3 COMENTARIOS

  1. el problema de argentina,el paso generacional en todos los niveles ,falta
    que el profesor explique bien al alumno y que no tenga problemas si es mejor que el,al contrario se debe sentir mucho mejor ,que ha dejado algo que perdura y puede competir en el mundo,no solamente en futbol,asi lo vemos en otros deportes como el tenis,golf,etc
    todavia nos cuesta aprender que para creser debemos explicar a las otras generaciones como se logran los objetivos,con esfuerzo,dedicasion y constancia y los que mas saben deben participar para que crescan los demas

  2. Estos cabrones se pasan bdnaeugoo por ahi pense9 que solo entraban aqui!! Esa Ana K Ona es la de nosotros??? Le voya a dar el voto comoquiera Letrina esta alante con 18 y el f1ame con 10.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre