Y UNA TARDE soleada y sin viento, extraño en Trelew, volvió el Super 8 con la novedad de los cuatro autos por tanda, en el arranque de la temporada del Súper TC 2000.

Sin  notas extraordinarias le alcanzó para sacar el aprobado. Hubo un sobrepaso, de Emiliano Spataro a Agustín Canapino en una gran maniobra por afuera que definió el ganador, algún roce y no faltó una tibia polémica por una confusa largada en la manga que ganó Spataro.

“Seguramente Leo no vio el segundo semáforo que estaba tapado por un cartel. Ese fue el error,  no el mío, que largue a la velocidad normal”, aclaró  Emi sobre las dudas que quedaron al ver a su Renault poniendo varios metros de diferencia sobre el de Leonel Pernía, apenas largada la tanda inicial, donde los Fluence coparon la fila inicial.

Tal vez la historia pudo ser distinta de haber sido un piloto de otra marca el escolta de Spataro. Salvo algún desinformado, que lo hubo, nadie imaginó una denuncia entre autos de la misma marca, aunque en este caso respondan a diferentes estructuras como los son las de Sergi Polze (Spataro) y Marcelo Ambrogio (Pernía).

-publicidad-

 

Spataro, Canapino, Rossi y Pernia, el cuarteto que definió el Súper 8.

“Esperaba más batallas y golpes”, señaló Spataro, que se llevó el mejor aplauso del día por la maniobra de superación por afuera a un duro como Agustín. “Me tiré a todo o nada y aproveché que en ese lugar la pista estaba más limpia, lo que me permitió hacerle una diferencia de medio auto que luego Agustín no pudo descontar”,  agregó Emiliano acreedor de los 7 puntos que como máximo hubo en juego: 6 por ganar el Súper 8 y 1 por la pole.”No esperaba tanto”, admitió.

“Era mejor el sistema anterior con sólo dos autos”,coincidieron tanto Spataro como sus escoltas Agustín  Canapino y Matías Rossi. “Era a todo o nada y sólo tenías que preocuparte por atacar, en cambio con este sistema también tenés que pensar en defenderte  de los que vienen atrás, y esto te quita parte de la posibilidad del ataque”, puntualizó Canapino antes de repetir que, ultracompetitivo como lo es, estaba «caliente» de bronca por el triunfo perdido en el primer Súper 8 del año.Igual reconoció que «Emi me ganó bien con una gran maniobra».

Esa táctica conservadora la reconoció Rossi, como explicación de su actitud no confrontativa frente a Agustín en la segunda manga. Será para tener en cuenta para el par de fechas futuras en que piensa repetirse el Súper 8. Quizá en alguna se vuelva al sistema inicial de dos autos.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Trelew)

Foto: Prensa Súper TC 2000

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre