UNOS TRES MIL AUTOS fabricados en el país, están detenidos en la frontera en Paso de los Libres, a la espera de cruzar a Uruguayana, Brasil, arriba de los transportes. Las autoridades brasileñas bloquean el paso en el marco del conflicto surgido con el gobierno argentino por las descompesaciones existentes en el intercambio comercial entre los principales socios del MERCOSUR.

Hay preocupación en las terminales argentinas, el presidente de ADEFA, Aníbal Borderes la manifesta antel establecimiento de las normas que dificultan el normal movimiento del comercio automotor bilateral entre ambos países y, exhorta a los dos gobiernos a encontrar una solución.

Esas normas, según Borderes, “en principio plantean dudas sobre la marcha del MERCOSUR, que ha demostrado ser instrumento válido para el crecimiento y desarrollo de los países de la región». El titular de ADEFA destaca que “la industria automotriz argentina ha formulado importantes inversiones, particularmente en la última década, para moldear una matriz exportadora competitiva a nivel mundial, que le ha permitido no sólo incrementar su participación en los mercados de la región, sino en otros de los cinco continentes. El 60% de los automotores que se producen en el país tienen como destino el mercado externo y un 80% de ello se dirige al mercado brasileño, lo que determina que el 50% del total del intercambio comercial con el vecino país esté constituido por automotores”.

-publicidad-

Apunta despuésBorderes, “hoy el sector automotriz explica el 50% del crecimiento industrial de La Argentina, nuestra industria terminal cuenta con más de 30.000 puestos de trabajo de alta especialización y calificación, y que por su efecto multiplicador ha traccionado de modo que, por cada uno, genera otros cinco puestos en el resto de la cadena de valor, que hoy comprende a 137.000 trabajadores que representan 7,5% del empleo formal fabril”.

Alerta el titular de ADEFA sobre los eventuales efectos que «sobre la producción y el empleo, puede generar la aplicación de estas disposiciones” en el comercio bilateral, y proyecta que “a la vez a mediano plazo también ponen en riesgo los avances que se han registrado en la industria automotriz de ambos países, por un eventual deterioro de las condiciones e imagen que se deben preservar para que la región continúe siendo un polo de atracción de las inversiones que regularmente se deciden en las casas matrices”.

Foto gentileza elrincondefali.blogspot.com

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre