BAJO LA CONDUCCIÓN DEL CHECO MARTIN MACIK.

Fue durante la primera semana de carrera el que menos problemas padeció. El itinerario de las 6 etapas iniciales estuvo lleno de baches, polvoriento, arenoso, espectacular y tremendamente impredecible. Tanto, que de los 47 Gigantes del Camino que tomaron la línea de salida, hubo muchos abandonos y la lucha por la victoria se centra tan sólo en un trio. 

Durísimo comienzo del Dakar para los Gigantes del Camino.

Los problemas nunca están lejos en el rally más duro del mundo y de eso puede dar fe, el defensor del título 2023, Janus Van Kasteren quien, tras un comienzo perfecto, ganando el prólogo y cuatro de las cinco primeras etapas, se quedó estancado en el enorme desierto del Empty Quarter, sufriendo múltiples pinchazos y problemas mecánicos.

Van Kasteren ya no podrá defender su condición de ganador 2023. Muchos problemas en la dunas.

Antes de comenzar, el neerlandés sostenía que muchos allegados le hacían saber de la presión adicional que sería defender y repetir la consagración. Sin embargo, el “camionero” del equipo DeRooy FPT, por el contario, destacó que lo disfrutaría más.

Lamentablemente, ya no hay lugar para el disfrute quedando sus esperanzas centradas en poder terminar la edición. A más de dos horas y media de la punta, solo depende de un milagro.

Ales Loprais con su prototipo Praga en una lejana segunda posición pero sabiendo que en el Dakar todo puede cambiar.

Tal como estaba previsto, el brillante trofeo del beduino que está en juego, tiene como el año pasado contendientes provenientes de los Países Bajos y la República Checa. Precisamente, son de esta segunda nacionalidad los que ha tomado la posta.

Uno, el bautizado “astuto zorro del desierto”, Ales Loprais, protagonista en 2023 de una desgraciada maniobra que terminó con la muerte de un espectador. El sobrino de Karel, seis veces triunfador del Dakar cuando se corría en África, arrancaba con la ilusión de tener “una buena aventura y suerte al final». Con su camión prototipo Praga, al que le asignó el nombre de “Ladie”, tuvo algunos inconvenientes en el comienzo de las dunas y eso lo llevó a ceder muchísimo tiempo. De todos modos, sigue en zona de podio y con muchas etapas aún por delante.

-publicidad-

«Intentaremos presionar, nos estamos concentrando en el resto del rally», dijo advirtiendo que no bajará los brazos, en búsqueda de su objetivo.

Con solo 21 año, Van den Brink apuesta por ser uno de los represenantes oficiales del equipo Iveco De Rooy FPT en el podio.

Quien ha quedado como el principal exponente de los Países bajo, es el joven Mitchel van den Brink. Con tan solo 21 años, si bien perdió tiempo en las primeras etapas, fue mejorando a medida que avanzaba el rally y una sólida actuación en el Empty Quarter lo llevó al tercer puesto de la general.

«Estamos muy contentos, nos sentimos muy cómodos en las dunas, pero también esperamos con ansias el desarrollo de esta segunda semana», dijo entusiasmado.

Fue en el Empty Quarter, donde Martin Macik transformó la desventaja en tiempo aliado a su favor.

Pero el que estuvo muy por encima del resto en la etapa crono de 48 horas y pudo a partir de allí recuperarse y transformar la desventaja en tiempo aliado, ha sido Martin Macik con su camión Iveco Powerstar del equipo MM Technology. Superando por más de una hora a todos sus rivales, el checo que terminó segundo el año pasado, va por ese anhelo. «Todos estamos aquí para competir, todos queremos ganar«, dice aunque -de todas maneras- sabe que la meta todavía está muy lejos:

Me gusta mucho este Dakar, lo rápido y duro que es. Y, por supuesto, presionaremos, definitivamente. Pero usando la cabeza como lo hicimos desde el principio e intentaremos evitar errores”. En esto, sin dudas, estará la clave: ser inteligente y sobreponerse rápido a los imponderables.    

 

Fotos @ASO

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre