LOS 200 KM/H DE PROMEDIO en La Pampa para el TC quedaran para la siguiente oportunidad…


El 1m15s117 de clasificación de Matías Rossi, a 198,813 km/h, no es más veloz que el 1m15s056 a 198,975 km/h señalado por Christian Ledesma el año anterior, cuando los motores tenían 40 caballos menos. Aunque la pole del campeón es apenas 61 milésimas más lenta que el record de la pista (a 250 km/h, 61 milésimas son, apenas, 4,23 metros…), la expectativa de que durante las pruebas de clasificación se superaran los 200 km/h de promedio a consecuencia del incremento de la potencia y por consiguiente de la velocidad final se desinfló inexorablemente.

La condición de la pista influyó, pero es sencillo inferir que aunque la velocidad punta aumentó unos 10 km/h –se hablaba de hasta 284/285 km/h al final de la recta- las complicaciones con la carga aerodinámica para frenar y (especialmente) para doblar en la larga primera curva (dónde muchos hicieron dibujos raros) atentaron contra la caída del record.

Es interesante, de todas maneras, comparar los parciales de la vuelta. Ni aún el giro perfecto de Rossi (armada con el mejor registro en cada uno de los cinco parciales de la pista) habría bajado el record: del 1m15s117 había caído a apenas a 1m15s109, solo ocho milésimas menos.

-publicidad-

 

Los parciales de Rossi en la clasificación del sábado.

 

Agustín Canapino, el Rayo de los Viernes, no pudo bajar su registro en la sesión definitiva, pero ni aún la vuelta perfecta del primer día de clasificación, 144 milésimas más veloz, le habría servido para la pole position: de 1m15s502 habría caído a 1m15s358.

 

Los parciales de Canapino en la clasificación del viernes.

 

¿Qué habría pasado con Ortelli, que tampoco pudo mejorar su registro del viernes? Su vuelta perfecta habría sido 0s412 más veloz que la que le valió el tercer lugar en la clasificación general, o sea 1m15s151, apenas 34 milésimas más lento que Rossi. Y más veloz que Canapa.

 

El Dodge de Facundo Ardusso, el mejor no Chevrolet de la clasificación en Toay.

 

Hasta acá, solo se habla de Chevrolet, que metió cuatro autos entre los cinco primeros. ¿Y qué hay con las otras marcas? Facundo Ardusso fue el mejor-no Chivo, con su Dodge n° 3, en el cuarto puesto, con 1m15s567; Mariano Werner, el mejor Ford con su n° 9, en el sexto lugar, con 1m15s724. Comparemos sus mejores parciales:

 

En la vuelta perfecta hay 304 milésimas de Rossi a Ardusso (450 milésimas en la clasificación oficial) y 436 milésimas a Werner (607 en la clasificación). ¿Será ésta la diferencia real entre las marcas? ¿Qué dirán los técnicos de la ACTC?

Por el equipo de VA (especial desde Toay, La Pampa)

Fotos y parciales: ACTC

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre