TAG-HEUER, SPONSOR de McLaren, premió en Singapur a los mecánicos del equipo que marcaron un récord en Hockenheim para cambiar las cuatro ruedas de un auto de Fórmula 1.

La marca fue de 2s31 (dos segundos, treinta y una centésimas) y cada uno de los 22 miembros del equipo mecánico se llevó de regalo un reloj Carrera de TAG-Heuer. 

«Un pit-stop en F-1 es la perfecta representación de un trabajo sin marcas visibles. Cada movimiento necesita ser hecho en perfecta sintonía para que la parada sea un suceso«, opinó Jenson Button, que iba a bordo del auto… «Conseguir un pit-stop perfecto se ha transformado en una forma de arte».

-publicidad-

Una parada perfecta requiere el trabajo coordinado de al menos 15 mecánicos: tres por cada rueda (uno que la quita, otro que pone la nueva, el tercero maneja la pistola neumática) más los dos que manejan los criques y el coordinador de la parada, que dispone del «lollipop» y le da salida al chofer tras la detención.

En McLaren aseguran que el objetivo es completar la parada en menos de dos segundos. Además del trabajo de los mecánicos se precisa una reacción rápida del piloto cuando le dan la salida: el tiempo de reacción entre esa señal y soltar el embrague puede ser de apenas una décima de segundo.

Es tan vertiginoso todo que aunque la veas una y otra vez, no terminás de seguir todos los movimientos:

httpv://youtu.be/kRAvi2iI37g

Foto: TAG-Heuer

Por el equipo de VA

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre