EL GRAN MOMENTO, EL MOMENTO CUMBRE el que refleja los grandes resultados, los éxitos del año y que cuantos pilotos del mundo sueñan con atravesar. La Federación Internacional del Automóvil (FIA), ha efectuado en Doha, la fiesta de entrega de premios a los campeones de la temporada 2014, encabezada por su presidente Jean Todt.


La selfie de Ricciardo con colegas, Pechito divertido y el pope Todt.

Y allí, con otros pares figuras del universo automovilístico, ha estado un argentino: José María López. El cordobés en su calidad de campeón mundial de WTCC, subió al estrado junto al director del Citroen Racing, Ives Matton (foto) para recibir su galardón con su herramienta, el Citroen C-Elysée a sus espaldas.

Un argentino en la cúspide del automovilismo del mundo. Todo dicho.

 

Pecho junto a su bella novia, disfrutando de un momento inolvidable que lo ha marcado como uno de los mejores del mundo.

 

 

 

El cordobés trofeo en mano junto a Matton.

 

Por el equipo de VA

-publicidad-

1 COMENTARIO

Responder a a Cancelar respuesta

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre