UN FUTURO PROVECHOSO.

Es el que dentro de la Fórmula 1 imaginan Max Verstappen y los responsables de Red Bull. Ha podido deducirse de la extensa prórroga del contrato firmado, que traslada su original vencimiento de fines del 2023 por cinco años más, es decir hasta que concluya la temporada 2028… ¿Qué será del mundo, la Fórmula 1 y nosotros, por entonces ?

No termina en lo extenso el matiz distintivo de la alianza Verstappen-Red Bull. También impactan las cifras, por cada uno de esos años, el campeón mundial recibirá ¡40 millones de euros!. Una cifra que lo convierte en el deportista holandés mejor pago de la historia. Y un contrato cuya extensión supera, entre los actuales pilotos de Fórmula 1, los que Charles Leclerc y Lando Norris tienen con Ferrari y McLaren respectivamente, con vencimientos a fines de 2025.

Max Verstappen sobre un Red Bull de Fórmula 1. Una imagen que, de cumplirse el contrato firmado, se verá al menos hasta 2028.Mucho tiempo, ¿no?

“Fue una decisión fácil, porque disfruto ser parte de Red Bull”, comentó Verstappen, quien permanece en la estructura general del equipo desde su debut en 2015 con Toro Rosso, y su posterior paso a mediados del año siguiente a Red Bull, cuando desplazó al ruso Daniil Kvyat, ex-esposo de Kelly Piquet, actual pareja del holandés.

“Red Bull no hace contratos por tanto tiempo. Haberlo hecho con Max demuestra cuanto lo valoramos y que es parte fundamental en nuestra planificación a largo plazo”, señaló Christian Horner. director deportivo de Red Bull, y participe junto a Jos Verstappen y Raymond Vermeulen, padre y apoderado de Max, en las negociaciones.

“No es una locura el contrato a largo plazo en momentos que la Fórmula 1 está entrando en una nueva era…”, justificó Vermeulen. Es posible. O no, recordando que el dinamismo de una actividad como el automovilismo, y especialmente la Fórmula 1, hace imposible saber qué puede pasar dentro de varios años. Si Red Bull seguirá siendo competitivo. O si Verstappen, con 30 años, lleno de gloria y multimillonario, mantendrá la motivación. Desde ya, cualquiera de esas alternativas u otras, habrán sido contempladas en cláusulas de rescisión.

Christian Horner confía en seguir festejando los éxitos de Verstappen en los próximos años. El director deportivo de Red Bull tiene un contrato menor que su piloto. Vence a fines del 2025.

Habituales en jóvenes quienes desde las categorías promocionales buscan proyectarse a la Fórmula 1, los contratos extensos entre equipos y pilotos no eran comunes en corredores instalados en F-1. Ni siquiera en grandes campeones. Ayrton Senna solía renovarlo por un año o dos a lo sumo; incluso en su última época en McLaren llegó a acordarlo por Gran Premio. Michael Schumacher y Lewis Hamilton, por ahora lideres en temporadas consecutivas en un mismo equipo (el alemán 11 en Ferrari y el inglés, 10 en Mercedes Benz), completaron esa serie de temporadas, si bien sobre la base de sucesivas, renovaciones. Si Max cumpliera su megacontrato, sumará  13 campeonatos consecutivos con Red Bull.

Fijate un dato no menor, ahora los pilotos arrancan muy jóvenes y gracias a los avances en seguridad, tienen campañas prolongadas. Eso permite hacer contratos tan extensos que a los equipos, le sirven por un lado, para asegurarse talentosos como Verstappen y ponerlos fuera del radar de la  competencia, y por otro para integrarlos a proyectos importantes. Se dijo que en este caso, Red Bull quiere tener la capacidad y experiencia de Max, para una posible entrada de Porsche como motorista en 2026.

Todo muy lindo, pero ¿qué será de todos por aquellos años?

 

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre