¿VALE TODO?
Por Carlos Saavedra

Es incorregible, el problema en este caso es que puso en riesgo no sólo su vida, la de Matías Alé y la de los automovilístas que transitaban por la Panamericana. Marcos Di Palma, cuidado no es el único deportista, en su caso corredor de autos, que infringe las normas de tránsito. Si vos vieras como viajan algunos pilotos, dueños de equipos, patrocinantes, por las rutas argentinas en cada fin de semana de carreras, entenderás. Si hasta uno de los mas encumbrados dirigentes del automovilismo se ha ufanado al decir que viaja en forma habitual a 200 km/h, desde ya en imponentes autos importados de origen alemán…

Lo que ha ocurrido con este nuevo dislate de Marcos es que, como le pasó el año pasado al chico Fran Viel Bugliotti cuando subieron a You Tube las imágenes que lo mostraban viajando también a altísima velocidad sobre su Mini Cooper y hasta soltándo las manos del volantes y tomándoselo en gracia, fue que merced al mundo virtual que vivimos y donde todo se sabe merced a un simple celular o cámara digital, ante la «travesura» inexplicable de Marcos el mediático Alé habrá pensado, «¡esto es bomba!» y lo twitteó y por si faltara algo, subió la imagen del GPS del Audi donde se ve (foto) la velocidad a la que circularon, 196 km/h. Y ardió Troya. ¿Será la última?, la verdad, difícil. Y eso que no repasamos las infracciones que ha cometido a bordo de su avión particular.

SpeedAgro

«Matías Alé me pidió que acelere el auto para ver como andaba, y yo lo hice, pero sólo a 196 km/h y durante menos de 20S. El auto no es mío, es prestado, es un Audi A4 de un amigo que está en Chile porque mi camioneta, una Grand Cherokee tiene el motor roto. El auto no anda a esa velocidad. Lo que pasa es que yo uso el GPS, que es el mismo que llevo en el avión, y por eso la velocidad máxima marcada era 285 km/h», ha dicho Marcos a modo de defensa. «El avión anda a esa velocidad también y queda registrado. Si yo subo al avión y lo pongo a 330 km/h, después en el auto, la velocidad máxima que marcará será esa, y yo no tengo ninguna posibilidad de andar en un auto a esa velocidad, porque no lo tengo, y porque no podría hacerlo tampoco. Hubo gente que tuvo mala intención. Mala leche. Reconozco el error que es andar por encima de las velocidades máximas permitidas, pero repito. Sólo fue un instante en una autopista y jamás llegué a esa velocidad. Yo no voy a decir que viajo a 130 en las rutas porque tampoco es cierto».

La Agencia Nacional de Seguridad Vial, organismo dependiente del Ministerio del Interior, abocada la temática que tanto dolor causa entre los argentinos, los accidentes, anunció que radicará una denuncia ante el juzgado de faltas correspondiente para que tome acciones de oficio contra Marcos por haber violado las velocidades máximas en la Panamericana. El Director Ejecutivo de la Agencia, Felipe Rodríguez Laguens, ha dicho “lo de Di Palma es inaceptable: violó la ley de manera grosera, puso en riesgo la vida de personas inocentes y además, por su carácter de persona pública, constituye un pésimo ejemplo para la sociedad”.

Hay que coincidir con el punto de vista del funcionario, porque la gravedad que implica el quebrantamiento de las normas tránsito se acentúa cuando quien no las respeta es un personaje público. Por el ejemplo y lo que transmite su imagen, que en el caso de Marcos, es indudable, la popularidad que ostenta y que acciones como las cometidas, puedan ser tomadas como «todo vale» por muchos.

Rodríguez Laguens destacó que “existen numerosos corredores, que sí cumplen las normas de tránsito, y colaboran con la Agencia en la generación de conductas prudentes. En este sentido, el comportamiento de Di Palma es inaceptable y debe ser sancionado”. Como te contamos, existen pilotos concientes de los peligros que significa transitar por las rutas argentinas, angostas, muchas veces mal señaladas, con pisos deteriorados. Pero vaya uno a saber si son mayorías. Los que formamos el equipo de VisiónAuto (VA), trasladándonos por el país en forma habitual detrás de los calendarios automovilísticos, podemos dar fe que el respeto y responsabilidad, suelen quedar en meras palabras…

Está bien, a Marcos como a tantos que no se atienen a la ley en materia de tránsito les puede caber una multa, aún abultada; pero es poco probable que los haga reflexionar en serio. Lo que sí los puede hacer tomar conciencia es ser educados para comportarse en las calles, rutas y autopistas. Pero, claro, este es un tema mas profundo aún, y que demanda mucho tiempo hasta poder notarse cambios en las conductas. De todas formas, hay que abocarse y educar; como en todos los ámbitos de un país, sólo la educación nos salva.

9-09-2010

3 COMENTARIOS

  1. esta bien, marcos se mando un cagadon, otra vez para variar, pero durante el dia he escuchado algunos comentarios de periodistas que me dan laastima, me producen nauseas. como Chiche Gelblung que en la radio dijo que la casa de los Di Palma en arrecifes estaba rodeada por una pista de carreras y que tambien tenia helipuerto y pista para aterrizaje de aviones (esto es cierto, pero esta en la casa de la vieja) y es de pasto. Otro hace un rato en uno de esos medios que la van de progre y son chupaculo del gobierno, trato a marcos y ale de tarados y que iban a 275 km/h. No tienen ni idea algunos periodistas,!!!, esos si que son unos tarados

  2. marcos no tenes cura, y esao que cuando estas en privado demostras que no teenes nada de tonto y que no comes vidrio, pero esta a la vista que de vez en cuando necesitas algo para seguir estando en boca de muchos, porque si fuera por el automovilismo, finalmente habra que coincidir con vos, cuando decis que como corredor sos MALO

  3. Marcos, Fantino, Cali, un solo corazón, los reyes de lo berreta y ahora, el este muñe de Ale
    auxilioooooooooooooooo!!!!!!!!!!!!!!!!

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre