DESDE HACE 12 AÑOS.

Trabaja junto a Ricardo Juncos en el automovilismo estadounidense, se ha ganado su merecido lugar en el terreno técnico en especial; cultiva el bajo perfil y habla siempre en un tono medido. Es Ernesto Gonella, «Ernie». Vive en la zona de Pompano Beach, en La Florida, junto a su familia, si bien pasa gran parte del año en Indianapolis donde tiene la estupenda base el Juncos Racing, o viajando por el país junto al equipo de Juncos que participa en la Serie IMSA, Indy Pro2000 e Indy Car, donde en la edición de mayo pasado de las 500 Millas,vivieron la inolvidable y agónica clasificación entre los 33 que corrieron con Kyle Kaiser al volante del auto adaptado al óvalo luego del golpe en los entrenamientos, dejando afuera nada menos que a Fernando Alonso.

Los dos monoplazas Ligier-Honda listos. (Foto Gonella Racing).

El horizonte de Ernie se diversificó, ha encarado y concretado la formación de su propio equipo, Gonella Racing. Con dos monoplazas intervendrá en 2020 en la Fórmula 4 USA FIA, entre los chasis y motores para optar, los autos de Gonella son chasis Ligier con motor Honda con 170 caballos de potencia. La categoría respaldada por la FIA, mantiene el mismo formato en diversos paises del mundo. En la Argentina la ha impulsado y puesto en marcha Tito Pérez, como te hemos contado.

SpeedAgro

Bajo el techo desplegado del trailer del Juncos Racing en el pintoresco y tan entretenido circuito de Road Atlanta, Ernie conversó con visionauto en ocasión de la Petit Le Mans que le bajó la persiana a la Serie IMSA 2019 con el título para Juan Pablo Montoya, carrera en la que el Cadillac de Juncos culminó 10º en la Clase DPi y 22º en la general después un comienzo a ritmo prometedor del Cadillac DPi nº50, compartido en la conducción por Rene Binder, Spencer Pigot y Will Owen en las 10 horas de carrera, luego de afrontar y superar inconvenientes mecánicos.

«Mi objetivo, lo que busco con el armado de mi propio equipo, es volver a las bases, a las fuentes, al inicio del automovilismo que son los autos de divisiones promocionales, de las que luego surgen pilotos que van ascendiendo a otras categorías mayores. Quiero trabajar en la etapa inicial de los chicos jovenes pilotos, no ir a un alto nivel como representan otras categorias. Ocuparme desde lo elemental, desde los inicios y tratar de hacer docencia. Deseo volver a valorar el hecho de estar desde los comienzos en el automovilismo», detalló al inicio Ernie.

Hace cinco años que no vuelve a la Argentina, «mi mamá vive en La Florida, y mi viejo en la Argentina y tengo que ir a verlo, antes podia venir pero ya no lo hace tan seguido, por eso voy a ir yo, quiero ir». Gonella hace un año que elabora el proyecto de su propio equipo que ya puede verse en los hechos.

-Seguís con Ricardo (Juncos) el año que viene?
Sí, sí; continuaré trabajando junto a Ricardo pero no iré a todas las carreras. Creo que el equipo ha venido haciendo un gran labor de crecimiento, y el nivel alcanzado es muy bueno. No tendría sentido irme en tal caso a otro considerando la capacidad y capital humano del Juncos Racing.

Para «el 4 de abril de 2020 -comentó Gonella-, ha sido fijado el comienzo del campeonato de Fórmula 4 USA FIA, van a correrse 6 fechas triples, es decir con tres carreras por fin de semana, en Road Atlanta, Sebring, Mid Ohio, COTA (Austin) junto al Gran Premio de Fórmula 1. Los ganadores en el campeonato como ocurre en el resto de las F4 FIA en el mundo, suma puntos para obtener la super licencia para F1 y luego que puedan continuar sus caminos quizá en una de las Fórmula 3 en EE.UU o Europa, para apuntar a continuacion a F1 o Indycar».

Convertido en un avezado técnico y hombre del automovilismo, Gonella detalló sus planes a visionauto en Road Atlanta.

Por el momento, los chicos provenientes de la selección previa para encarar los test iniciales contó a visión que se trata de «un brasileño, un irlandés y dos norteamericanos por ahora, pero siguen contactándome todos los días. Hay bastante interés en correr con nosotros». Y acotó Ernie: «No, no hay ningún argentino, desde ya que me encantaria pero dado lo complicado que está el panorama en la Argentina, reunir el dinero necesario es algo muy dificil, si bien es una categoría con menores costos; una temporada para un piloto ronda los 250 mil dolares». «El tema económico es un asunto complejo en todas partes -aseguró-, fijate nomás, alquilar un circuito en EE.UU para unicamente un día de pruebas cuesta 10 mil dólares; el costo por utilizar los circuitos es uno de los aspectos mas costosos, en el caso del de Palm Beach sale 8 mil dólares». Entre noviembre y diciembre se llevan a cabo los primeros test con los jovenes pilotos en los circuitos de Homestead, Palm Beach y Sebring.

Alejandro Leguizamon, padre de Baltazar quien paso este año al campeonato FARA, en la division P3, ha dicho que proyectan junto a su hijo correr en IMSA el año que viene con el Ligier Nissan V8 (450 hp) con el que corrió en la segunda parte de 2019 en FARA, cuyas carreras tienen lugar en La Florida y son seis fechas en trazados situados en La Florida, «sí algo hemos conversado, podria darse pero en tal caso como complemento, no me dedicaría a full, de hecho para trabajar con otro tipo de autos, lo hago en el Juncos Racing. Como te dije, la prioridad que me he fijado es el equipo de F4 y de ese modo regresar a las bases».

Nacido en Estados Unidos, junto a su familia desde los 6 años afincado en nuestro país, Gonella cuando creció se involucró en el automovilismo argentino, y llegó a correr en Turismo Carretera con un Ford Falcon del equipo de Jorge Oyhanart allá por la década del ´80.

«Claro, me siento entusiasmado, hasta con emoció por afrontar mi emprendimiento en F4 USA FIA y alentar el programa de desarrollo de pilotos; soy muy optimista en que alcanzaremos buenos resultados en todos los sentidos, no sólo en lo que ocurra en las pistas». Una nueva etapa ha comenzado en el automovilismo en la vida de Ernesto Gonella, Ernie.

(Especial desde Road Atlanta, Georgia, EE.UU)

Fotos: Visionauto.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre