LLEGÓ COMO CANDIDATO Y NO DEFRAUDÓ.

El 5° puesto conseguido en la carrera terminó siendo anecdótico para Juan Tomás Catalán Magni quien, luego de consagrarse campeón de la Copa de Plata del TC Mouras en La Plata con el Falcon que le alista su propio equipo, se fundió en un abrazo conmovedor con papá Julio César, quien ya dejó de ser el único campeón de la familia.

“Fue un año excelente para mí, pudimos hacer todo lo que queríamos con el auto, que funcionó excelente. En carrera, sabíamos que teníamos que mantenernos en la pista y teníamos auto para andar rápido. Parece mentira que hasta hace dos años corría en karting y ahora tengo asegurado el pase al TC en 2018″, contó el Pingüinito, que le dedicó un párrafo a papá: “Mi viejo lo es todo, me ayudó siempre y es una sensación hermosa poder compartir el título con él”.

El abrazo de los Pingüinos luego del merecido título de Juanto en el TC Mouras.
SpeedAgro

 

La carrera, en sí, tuvo el condimento extra de la lluvia, que le agregó un manto de incertidumbre a la definición, especialmente cuando, sobre el final, Elio Craparo, con el Dodge del equipo de Juan Martín Trucco, se le fue encima a Gastón Rossi, puntero de la final tras remontar cinco puestos con una Chevy que funcionó de maravillas.

Para colmó, Juanto había perdido un puesto con el Ford de Daniel Nefa y, si Craparo lograba la victoria, el campeonato cambiaba de manos. Pero el arrecifeño se aferró a su puesto , su rival no pudo avanzar y terminó llevándose un título merecido en un campeonato donde fue regular. El 2016 lo cerró con una victoria, tres segundos puestos y tres terceros puestos.

Julio César sostiene orgulloso la Copa de Oro. Hay un nuevo campeón en la familia.

 

Contundente fue también lo de Agustín De Brabandere quien, también con Ford, se consagró en el TC Pista Mouras en una temporada en la que estuco casi siempre liderando el campeonato, haciendo gana de una regularidad envidiable y aguantando el embate de Gastón Lo Valvo y su Torino en las últimas carreras.

Pero al de Concepción del Uruguay se le facilitó todo cuando, en las primeras vueltas, su máximo rival por la corona debió abandonar, allanándole el camino hacia la Copa de Plata. Así, sólo quedó para la estadística el triunfo de Andrés Jakos con Chevrolet, otro de los protagonistas del año.

“La verdad que fue muy duro pero, cuando se fue Gastón, me tranquilicé. Sabía que había que correr como todo el año: cuidando, yendo por arriba del asfalto y creo que esa fue la clave”, dijo Agustín, que acumuló dos victorias, un segundo puesto y dos terceros puestos.

Bésame, bésame mucho... Y De Brabandere le hizo caso a la Copa de Plata.

 

Por Cristian Re.

Fotos: prensa ACTC. 

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre