LA NOTA PUBLICADA DISPARÓ MUCHAS OPINIONES, Y SE HA REPLICADO EN LAS REDES SOCIALES.

Te hacemos mención al planteo puesto por visionauto sobre la mesa, acerca de quien es más ídolo para los hinchas de Chevrolet: el desaparecido Roberto Mouras o el fulgurante tricampeón actual, Agustín Canapino. Sin dejar de considerar desde ya, a figuras de la inmensa y comparable talla de Guillermo Ortelli y Emilio Satriano.

Rodolfo Di Meglio (foto) surge en este sentido, como una referencia más que válida a escuchar. El chasista/constructor de autos de carrera, de vasta experiencia y logros, es uno de los pocos que ha sido contemporáneo del Toro, así como del Titán en la actualidad.

Como ve Di Meglio la cuestión de la idolatría.

 

Con Mouras hizo sus primeros palotes en Turismo Carretera entre 1991 y 1992, hasta el trágico accidente en Lobos que se cobró la vida del de Carlos Casares.

Di Meglio recuerda, «yo comencé a trabajar en el automovilismo en el ´90, y luego en 1991 en el TC 2000 con Pedro Comito, fallecido hace poco lamentablemento, y Raúl Foissac entre otros». «Más tarde –evoca Rodolfo me pusieron en contacto con Jorge Pedersoli, imaginate, yo era joven y estaba con todas las ganas. Con Roberto empecé a trabajar sobre la Chevy y con el paso del tiempo, fuí descubriendo y conociendo a un tipo excepcional, no sólo como corredor sino también como ser humano. Siempre se manejó con respeto, tenía un muy bajo perfil y prefería callarse a discutir. En una oportunidad, yo tuve una discusión con Perdersoli, y él mismo nos juntó para arreglar las cosas».

 

Agustín, el ganador de casi todo en el TC en los últimos años. Gran figura, múltiple campeón y con una inmensa masa de seguidores.

«Desde ya -apunta- a la hora de decir quien es más ídolo, es muy complicado; es más, no se pueden establecer comparaciones. Tanto Roberto como en la actualidad Agustín, se encuadran entre los más brillantes pilotos. Ahora bien, formando parte de dos épocas completamente diferentes e incomparables. Aquel TC de la ruta con multitudes a los costados, hasta el actual super profesional».

Hombre que vivió aquellos años y los actuales al frente de su propio equipo, Di Meglio enfatiza, «lo que si se puede comparar, es como vivían los corredores de esos años, como se entregaban a los hinchas en todo momento, y la forma en que se han ido manejando los pilotos actuales; más recientes, más distantes de la gente, encerrados en sus casillas rodantes para salir solo al momento de correr. En las épocas de Roberto, Castellano, Satriano, la gente casi que convivía con ellos un fin de semana, los tocaban, se sacaban fotos, les firmaban autógrafos, los invitaban a comer asados. Y bueno, eso generaba un química increíble que ni por asomo se produce en la actualidad».

«Por eso -remarca- el Turismo Carretera no va a tener más ídolos, le cuesta y le costará mucho, volver a tenerlos. Han cambiado mucho las cosas. Y además existe un detalle no menor, manejar aquellos autos de TC en las rutas a 280 km/h, inestables, con las gomitas Michelin angostitas y hasta torneadas, hacía que los corredores estuvieran en otra dimensión y por si fuera poco, con el riesgo cierto de que pudieran matarse en una carrera. Esa épica desapareció, y desde ya y por suerte!, si bien el automovilismo sigue siendo muy riesgoso, las condiciones de seguridad en los autos e incluso, también en los circuitos, han mejorado muchísimo».

«Desde ya, de todo lo que se pueda hablar de idolatrías de corredores y deportistas de otros deportes, comparándose épocas diferentes, nunca habrá haya una sentencia definitiva, además, por si fuera poco influyen razones generacionales. Es como hablar acerca de quien ha sido mejor, Maradona o Messi. Nunca nos vamos a poner de acuerdo, ambos genios, provienen de generaciones diferentes en todo sentido. Y bueno, lo mismo puede decirse respecto al automovilismo, y llevado al caso que me planteas, sobre Mouras o Canapino; cual de los dos es más ídolo para los hinchas del TC».

Foto inédita. Mouras durante un asado con gente amiga, conocidos e hinchas, en Marcos Paz, «pisando» una naranja. Ah! los tiempos de la tremenda rivalidad con el Pincho Castellano quien corría con la Dodge «naranja mecánica». (Foto @marcelovallone).

Última y obvia pregunta que visionauto le traslada a Di Meglio.

-Para vos, ¿cual de los dos es más ídolo para los hinchas de Chevrolet?
-Dicho todo lo que te mencioné, yo siento que Roberto fue y sigue siendo el gran ídolo de siempre para la hinchada de Chevrolet. Cuidado, esto que digo no va en desmedro de Agustín, ya que pienso que es el gran referente actual y a futuro para los seguidores de Chevrolet. Ocurre que Roberto, y lo digo con conocimiento de causa luego de trabajar junto a el, alcanzó una dimensión enorme, fue y sigue siendo amado por la gente que jamás lo olvida ni lo olvidará».

Foto portada: TW Alicia Sozzi Mouras.

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Vignone estuvo brillante en la radio. Mouras era idolo, miles se le acercanan para tocarlo. Agustin es mas piloto, mas completo, es profesional. Pero ni cerca tiene el feeling con el publico que habia antes

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre