SE BUSCA UN CAMPEÓN EN TC.

Reducida a sólo tres carreras por imperio de la pandemia que trajo consigo el interminable parate, la Copa de Oro «Río Uruguay Seguros» del Turismo Carretera, es un verdadero sprint. Casi nulo margen para especular y cometer errores, si bien por obra y gracia del siempre tan generoso puntaje apuntado a una definición en lo posible sobre la bandera a cuadros de la última fecha, acaso en el Mouras de La Plata.

Benevenuti, segundo año en TC y pelea el campeonato (Foto ACTC)Si bien la etapa regular la ganó Juan Cruz Benvenuti en su estupenda temporada con el Torino de los Laboritto jrs, a los 23 puntos acumulados para el inicio el fin de semana en Buenos Aires, con 24 pica en punta Mariano Werner luego de su rush espectacular con tres últimas victorias al hilo, y en el temible Ford del Memo Corse. Werner marcha primero y muy firme en las encuestas si bien, cuidado, las encuestadoras no siempre dan en el clavo…

Valentín Aguirre, uno de los que más ha empujado para hacerse de un lugar preponderante en el TC, objetivo  logrado, larga la Copa con 16 puntos si bien sin el acompañamiento brindado hasta hace muy poco por su Dodge del JP Carrera. Si el auto «reaparece», completa el terceto de principales pretendientes.

Aguirre, descolló este año; en la Copa debe rendir el último exámen.

De los demás coperos, otro que comienza con puntos (8) debido al triunfo en San Nicolás, es Nicolás Trosset. El arrecifeño por cierto en el Dodge del UR Racing, muestra chances varios escalones abajo, demasiados quizá.

También entre la docena, Esteban Gini, el Tubo llega enchufado luego de lo visto en La Plata y el Torino del Maquin Parts lo acompaña, eso sí, no ha ganado aún.

Julián Santero, el mendocino también adentro de la Copa; sin victoria aún debe apelar a lo mejor de sí, que es mucho, y al Ford que rinda lo necesario que era suficiente hasta La Plata.

Acerca de Santiago Mangoni, luego del milagro vivido al ingresar de repente al JP Carrera ante la partida del Guille Ortelli, puede decirse que «está hecho», y ni hablar al componer el lote de la docena que marcha por el campeonato. Tampoco ha ganado y es un dato clave en sus medidas aspiraciones.

Canapino, actual campeón, ¿se va o se queda con el «1»? (Foto gentileza revista Solo TC)

El caso de Agustín Canapino, vale detenerse un instante más. Habida cuenta de lo demostrado junto al equipo encabezado por Alberto, su padre, la forma en que se activan ante instancias cruciales donde no sólo hay que acelerar y viajar rápido, no es prudente relativizarlo. Es cierto, la Chevy verde no sugiere un funcionamiento para lidiar a pleno, «en Buenos Aires tengo que ganar», lanzó Agustín, sabedor que esa imprescindible victoria no puede esperar, ¿se encuentra en condiciones de obtenerla a modo de catapultarse hacia su quinta corona?. En Buenos Aires se decide.

Manuel Urcera, ingreso al playoff al cabo de una fase regular con altibajos y sin el protagonismo del año pasado, incluso con alejamiento del JP Carrera disconforme por el andar de su Chivo, trasladado a Las Toscas Racing donde ha dejado en claro que tampoco anda satisfecho con el coche. «Consuelo de tontos» mandó cuando se le dijo que estaba en la Copa. ¿Algo más?, sí; tampoco ganó.

Uno de los contadísmos históricos que cuenta la Copa de Oro 2010, Christian Ledesma, Empedernido luchador, veloz, ha ido de menor a mayor si bien, aún carente su Chevrolet de Las Toscas, del funcionamiento para pelear de una la punta. A Christian también le falta ganar.

De la raza a la que aspiran desde siempre los popes de la ACTC, debieran pertenecer los que habitan el planeta bogotiano. Juan Pablo Gianini, hombre de Ford (atendido por el DTA Racing de Ulises Armellini), seguro es uno de los más luchadores y de los que no pierde oportunidades. Su equipo, ahora con atención del DTA Racing, es un potencial candidato quien debe la victoria.

Entró a la Copa ajustado es poco Juan Bautista De Benedictis. Dejó afuera de los 12 a Mauricio Lambiris por tan sólo medio punto. El mismo Johnnito ha admitido que su año no resultó lo esperado, sin la victoria requerida, es para pensar que su ingreso ya le pagó la temporada.

El coronavirus y su aislamiento, ha dejado afuera de los 12 a Facundo Ardusso. Si diera negativo su inminente hisopado, tal vez corriera en Buenos Aires a modo de sumar en el intento de calificar entre los «3 de último minuto» para pelear el título en el capítulo final.

Es la Copa de Oro del Turismo Carretera 2020, y pone en evidencia que la renovación, el recambio generacional de pilotos avanza sin que pueda ser detenido. Así es la vida.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre