RECLAMÓ Y GANÓ

Sólo un momento de duda tuvo el dominio de Facundo Chapur y su Citroen en la gélida jornada de  Rafaela, que comprendió entrenamientos, clasificación y carrera clasificatoria. Y no fue por culpa del extravertido cordobés, ni del contundente auto que el entregó el equipo técnico encabezado por Javier Ciabattari.

SpeedAgro

Esas duda duró los pocos minutos que tardaron en llegar Alberto  Scarazzini, director deportivo de Citroen junto a Chapur, y subir al camión de las autoridades para reclamar esa quita del mejor tiempo. La sanción estaba a punto de concretarse como consecuencia de un informe de los veedores, que señaló  al  Citroen número 79, el de Chapur, como el que tocó uno de los conitos. Los videos  mostraron claramente  que el Citroen que había cometido ese  desliz era el número 51, de Manuel Urcera.

“Es un error que no puede volver a pasar”, sentenció Chapur, cuando Visión le preguntó sobre el tema en la conferencia de prensa, donde contaba su cómodo triunfo con sus permanentes escoltas Matías Muñoz Marchesi (posteriormente fue excluido por no dar el alerón de su Peugeot 408 la media regalamentaria) y Julián Santero como testigos. Pudo relatar otra historia menos feliz, si como también dijo “no hubiésemos  ido a reclamar”.  O también si el error producido en plena carrera sin posibilidad de un inmediato reclamo. No vale el escuchado” pasó otras veces”, para justificar una situación que haya sido, por error de un veedor, de un comisario deportivo y de una apresurada primicia periodística, fue lo suficientemente serio como para tomarlo con humor.

El entrerriano Exequiel Bastidas (Gabriel Werner Competición) sumó en la carrera inicial su 2º trunfo del año en la Fórmula 2.0 Lo escoltaron Mateo Polakovich y Nicolás Varrone.

“¿Volvieron a las andadas?”, fue la pregunta surgida ante el otro foco, distinto, que tuvo la carrera clasificatoria. Fue el toque entre Agustín Canapino y Néstor Girolami a mitad de recorrido. Rafaela pareciera que los motivara para esas incidencias, recordando el polémico toque que ambos tuvieron en el 2015, cuando en los años de oro del hoy manso León,  y como acérrimos compañeros-rivales en Peugeot disputaban la punta. “Fue una maniobra de carrera”, coincidieron ambos, aunque con el Bebu mucho menos convencido y esperando para confirmar esa opinión ver el video del toque que también involucró a Alessandro Salerno.

Como es habitual estas opiniones  tuvieron relación con los resultados que se llevaron de esta carrera. Canapino siguió y con un 8º puesto rubricó la gran escalada que hizo desde el último lugar en la grilla, tras no haber clasificado por romper el motor de su Cruze en los entrenamientos. Bebu llegó a  una vuelta y quedó 21º.

 

Fotos: Rolando Gigli

Jeluz | Productos Eléctricos

4 COMENTARIOS

  1. El motor de canapino se rompió o perdía 10kms en las rectas? lo mismo pasó con el motor de pernia y werner? y el problema de temperatura que tiene Girolami en tanques llenos?

  2. No se puede lidiar permanentemente con la tragedia.
    Primero: reventones de gomas a velocidades altísimas (que no es la primera vez) esto es suicida en cualquier pista,en el óvalo ni hablar, no se debe priorizar el promedio de velocidades, sino la seguridad. Aunque el promedio disminuya un segundo por vuelta, se debe de correr con compuestos acordes a ese tipo de circuito.
    Segundo: el reventón de Rossi arrastró a Canapino que de ninguna manera podría haber seguido en carrera con la visión reducida al máximo.
    Estos dos errores deben de calificarse como graves, dado a que ponen en juego la integridad física de los pilotos.
    Otra desprolijidad grave fue la sanción a Chapur, que si no fuera por el reclamo inmediato de un experimentado jefe de equipo el resultado de la carrera sería otro, y eso…. con que se arreglaba.-
    Muchachos a trabajar y ponerse las pilas para que estas situaciones no ocurran más, pilotos , equipos y marcas se juegan mucho, y ahora más que nunca se debe sumar y no restar.-

    • El reventon de neumaticos corre PURA Y EXCLUSIVAMENTE POR LA RESPONSABILIDAD DE LA CDA del ACA. ELLOS PIDIERON LA MODIFICACION.
      El parabrisas roto de Canapino y que este siguiera en carrera ES PURA Y EXCLUSIVAMENTE POR LA RESPONSABILIDAD DE LOS COMISARIOS DEPORTIVOS DE LA CDA del ACA.
      LA SANCION A CHAPUR ES ES PURA Y EXCLUSIVAMENTE POR LA RESPONSABILIDAD DEL VEEDOR Y DE LOS COMISARIOS DEPORTIVOS DE LA CDA del ACA.
      ESTOS MISMOS COMISARIOS DEPORTIVOS DE LA CD DEL ACA SERAN LOS REPOSPONSABLES DE FISCALIZAR LA PROXIMA CARRERA DEL STC2000 EN SAN JUAN.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre