PILOTOS DE INDYCAR Y DE NASCAR HAN ELOGIADO LAS MEJORAS EN EL FAMOSO ÓVALO.

Allí donde han corrido recientemente Indycar y NASCAR y sin público en las tribunas, en la temporada que todo lo limita el Covid-19. Allí donde el 23 de agosto tienen lugar las 500 Millas de Indianápolis, que van a estar limitadas a una mucha menor cantidad de público asistente.

Mirá las recomendaciones que ya circulan en las redes sociales.

En tanto, como te decimos, pilotos de Indycar y NASCAR, reflejaron la muy buena impresión producida por la alta calidad de la transformación que le impuso Roger Penske, como te habíamos contado el nuevo dueño, al Indianapolis Motor Speedway (IMS).

Desde el embellecimiento en materia de paisajismo, el renovado Georgetown Road, las 250 nuevas banderas de carreras instaladas en el amplísimo predio, aportan una optimizada y llamativa imagen. «Moda típica de Penske», dijo el ganador de las 500 Millas de 2014, Ryan Hunter-Reay. «Limpio y brillante, impecable», sostuvo quien triunfo en las «500» de 2013, Tony Kanaan. Ed Carpenter, tres veces autor de la pole para las «500» manifestó, «al igual que su equipo, sus autos de carrera, sus camiones. A la altura de los estándares de Roger en todos los sentidos, quedó como lo recordaba cuando era niño».

Fijate, como para que los dueños de autódromos en la Argentina y la dirigencia del automovilismo argentino, tuvieran de una vez por todas en cuenta el rumbo correcto más allá de las abismales y limitantes diferencias económicas: Penske se centró en los aficionados. Así, los trabajos apuntaron a puestos de venta, baños, áreas para reuniones reinventadas y ampliadas y la más notoria Georgetown Road, otorgándole al óvalo un sello más, distintivo en las operaciones comerciales de Penske.

Las instalaciones que tienen 111 años, se ven completamente nuevas, refrescadas, actualizadas, hermosas. A su vez, el característico y famoso edificio Pagoda Plaza, cuenta con nuevo tablero de video masivo, el Pagoda Plaza Media Wall, ahora su pieza central. También el área alrededor del Museo del Salón de la Fama del Indianápolis Motor Speedway, se ve mucho mejor y más limpia. Kanaan apuntó: “El IMS siempre ha tenido este aspecto vintage, pero ahora se ve tan nuevo. Parece que la pista se acaba de construir hace un mes».  Otras de los trabajos efectuados se notan en los árboles plantados alrededor del circuito, la pavimentación de estacionamientos y aquellos que aún no lo han sido, cuentan con marcas que fijan los espacios adecuados.

Por otro lado, colocaron luces en el letrero IMS en la puerta principal (nº 1), tecnología de punta con 5G de conectividad, el ascensor que elevará al auto ganador de las 500 Millas en en el Victory Lane  también resalta «es toque genial» afirmó Hunter-Reay. «El aprecio de Roger Penske por el deporte motor y el Indianapolis Motor Speedway, queda claro cuando mirás lo que ha hecho en el poco tiempo desde que se convirtió en el dueño de la propiedad», aseguró el de Indiana, Chase Briscoe, ganador hace poco en Indianápolis en la Xfinity Series de NASCAR.

Desde el 11 de agosto, cuando comiencen las pruebas para las 500 Millas, Indianápolis empieza a mostrar su nueva imagen en público.

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre