TOMA TODO.

Las distancias entre los Mercedes y el resto de los autos que componen la Fórmula 1 en la temporada del Covid-19, que iba por el Gran Premio de Gran Bretaña en Silverstone, cuarta fecha, fueron más ostensibles aún. Lewis Hamilton como anfitrión, luego de las fases previas donde se no lo vio en su mejor sintonía, trompo incluído; a la hora de definir quien se quedaba con el mejor tiempo, desplegó sus fauces de león británico y demolió a su compañero y único «rival», Valtteri Bottas.

Lewis (ganador en los dos últimos grandes premios) a la caza de convertirse en el hombre récord de la F-1, aplastó para conseguir su 91 pole position y octava en el circuito de su país, superando a Ayrton Senna; el genial brasileño conquistó siete veces la pole en Brasil. Demolió a Bottas dominador hasta la última medida en la veloz pista por 303/1000 y más de un segundo (1s022) se distanció del primer representante de la F-1 «B», Max Verstappen de Red Bull. Los Toros aparecieron estancados, mientras que su compañero tailandés Alex Albon desde el 12 puesto, no hizo más que agrandar las dudas respecto a su continuidad en las filas de la escudería de la bebida energizante, incluyendo una piña anterior.

«Chocolate por la noticia», mirá lo que admitió Hamilton, «Obvio, hay una gran diferencia entre nosotros y el tercer lugar; pero Valtteri siempre me empuja al límite. Ha hecho un gran trabajo y yo cambié algunas cosas. La clasificación dependió para mí mucho de la confianza, había tenido problemas en el sector 1 pero al momento de clasificar en la última sesión, respiré profundo y si bien mi vuelta no fue perfecta, me salió limpiay alcance el tiempo para marcar la pole».

Lamentó Hamilton (foto) y admitió a la vez, no acostumbrarse «a correr sin público, no es bueno mirar que todo está vacío, no se escuchan sirenas, bocinas del lado del público, la energía es distinta y todos echamos de menos a la gente. Tenía problemas en el primer sector, pero he respirado y aunque mi vuelta no fue perfecta, sí fue limpia en una pista que es genial”.

Una salvedad, la configuración de su Mercedes para clasificar junto a los nueve restantes en la instancia definitiva, habría de sufrir modificaciones para el gran premio, lo que podría originar que el auto no tuviera la contundencia demostrada (se había mostrado inestable, que incluso lo llevó a entrar en la Q3 con poco margen). Abriría en tal caso, algún resquicio como para ver una carrera no tan previsible como quedó
planteada, abonadas las chances de las Flechas Negras, mediante Bottas.

Cómo no mencionar a Ferrari, el atribulado presente que ha llevado a decir al mismísimo John Elkann, number one en el mundo del grupo Fiat y Fiat Chrysler Automobiles, nieto del legendario Gianni Agnelli (fallecido), que recién en 2022 van a estar en condiciones de ser bien competitivos y pelear por el campeonato, da pie a que los autos rojos naveguen en la medianí hasta entonces. Increíble y acaso incomprensile. El cuarto registro de Charles Leclerc y el décimo de Sebastian Vettel. Sobre Seb, cada vez se insiste más con la firma de contrato con Aston Martin (actual Racing Point) para 2021. Pero bueno no vayamos tan lejos, la prioridad fija salir del pantano en el que se encuentra atrapado el cavallino.

¿Nico Hulkenberg?, repentino reeemplazo de Checo Pérez afectado por coronavirus, 13º y Lance Stroll en el otro Racing Point 6º. Muchos corran y después vemos.

Foto: Mercedes AMG F1

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre