VOLVIERON A JUNTARSE SANTILLI Y TRAVERSO.

Es la vuelta del automovilismo, congelado por la pandemia en el país, la que sigue haciendo girar la ruleta. El capítulo más reciente, ha indicado que el vice jefe de gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Diego Santilli, y Juan María Traverso en su condición de presidente de la Asociación Argentina de Volantes (AAV), se encontraron en el autódromo, conversaron, lo recorrieron y además, analizaron el protocolo sanitario y de seguridad, previsto para ponerse en práctica una vez que sea resuelta el regreso de la actividad y por otro lado, fueron probados equipos sanitizantes.

Se vio en el Oscar y Juan Gálvez también a Diego Mesa de la Comisión Deportiva Automovilística (CDA) del ACA, autoridades del autódromo e integrantes de la AAV, entre los que estuvo Fernando Croceri. Se apunta de acuerdo a lo informado, que la
pretensión es reabrir el autódromo durante la fase 2 fijada por el gobierno porteño en el marco de la pandemia, y podría ser una vez culminada la primera semana de agosto.

«El automovilismo es mucho más que un deporte, es una industria que da trabajo a mucha gente no sólo en la ciudad, sino también en el interior, por eso es importante realizar un trabajo serio que permita su puesta en marcha lo antes posible, pero siempre y cuando las condiciones sanitarias lo permitan y priorizando la salud de la gente», sostuvo Santilli.

Hubo movimiento en los boxes del Gálvez, unidades de la AAV, de escuelas de pilotos, para aprendizaje de manejo, monoplazas, de Turismo Históricos.

Como hemos publicado en reiteradas ocasiones, categorías, dirigentes, relacionados con una de las entidades fiscalizadoras (ACA) han estado moviéndose para hacer viable al automovilismo una vez que las condiciones generales por la pandemia lo permita. Por su lado, primereó la ACTC,  en su caso circunscribiéndose a las categorías que funcionan bajo su órbita. En el ambiente del TC se habló con entusiasmo, con declaraciones
inclusive de representantes como Roberto Argento, que Rosario era la opción clara para retornar, especulándose que la carrera muy probablemente se corriese el 23 de agosto. Sin embargo, el rebrote de casos de Covid-19 en Rosario, han enfriado ese entusiasmo y la chance de concretarla.

Si volvemos a los protocolos, la AAV elaboró el propio aplicable a categorías regidas por la CDA, si bien el Turismo Nacional también cuenta con el suyo. En la ACTC hicieron punta también con la confección del protocolo tiempo atrás, documentación que llegó al ministerio de turismo y deportes. Sin embargo, tal como ha publicado visionauto, la bandera verde para el automovilismo nacional se intuye con fuerza, va a venir de la mano de una decisión de alta política. «El tema es que nadie quiere poner el  «gancho» para autorizar las carreras, nadie quede quedar «pegado» por miedo a perder votos si se dieran contagios», deslizó con lógica y porqué no acierto, un muy conocido piloto cuando conversó con vision.

A Santilli mientras recorrió el Gálvez, le mostraron el protocolo de la AAV y el programa fijado para el momento que puedan comenzar las pruebas.Durante esa primera etapa, la apertura contempla sólo pruebas en la pista, no habrá carreras. Por otro lado, el personal sanitario a cargo del operativo estará provisto de un kit conformado por alcohol en gel, jabón para manos, toallas, guantes descartables, bolsas plásticas para residuos y cloro, entre otros productos de higiene. Deberán vestirse con mamemulos tipo overol impermeable, cubrebocas y máscaras reglamentarias. Dichos uniformes pasarán por el operativo sanitizante a realizarse a diario, consistente en desinfecciones una hora antes del inicio de la actividad, mediante pulverizadores equipados con agua clorada.

Toda persona que ingresara al predio del autódromo capitalino debe utilizar cubreboca, le será tomada la temperatura y atravesará un proceso de desinfección de calzados con rociador y sobre una superficie embebida en líquido. Una vez superados los anteriores pasos preventivos, se proveerá una pulsera identificatoria para ingresar a cada persona.

El acceso estará unificado, todos los vehículos pasarán por el ingreso habilitado, mientras que el segundo acceso se va a fijar a través del conocido túnel peatonal frente a boxes que atraviesa la recta principal, implementándose otro sistema sanitizante. El personal a cargo de la acreditación se verá equipado con elementos pertinentes y atenderán separados por una mampara divisoria. En tanto, para tener en cuenta, se ha de fijar un espacio específico para casos sospechosos, el lugar será para aislamiento.

Mientras el Flaco y Santilli, recorrían el autódromo y evaluaban aspectos, hubo trabajos de desinfección (Foto AAV).

La desinfección se pondrá en práctica a diario, antes que comiencen las pruebas y en el transcurso del día, además de preverse una correcta ventilación. En los espacios externos también se harán desinfecciones periódicas mediante móviles hidrantes de la AAV.

¿Y el protocolo para las carreras porteñas?. Contempla la descentralización de la zona de boxes, sólo para los integrantes esenciales de los equipos de competición, que no habrá más de cinco personas por auto con el piloto incluído. Otra precisión: En el sector estará prohibida la permanencia de camiones, motorhomes, casillas, habituales en los circuitos; el cupo de vehículos por equipos estará limitado a uno por equipo. El lugar donde se ubicarán los transportes y equipamiento, cambiará. Lo ubicarán en un espacio más amplio, denominado “zona 1”, se trata del sector del Gálvez donde en ocasiones de carreras, se reserva para el estacionamiento de vehículos para el público. Allí los equipos han de disponer de espacios delimitados, y no podrán entremezclarse ni salir de esas «burbujas» individuales. Cada grupo deberá asegurar su alimentación mediante viandas, no permitiéndose el ingreso de delivery ni salir del autódromo a diario para comprar insumos.

También quedaron fijados máximos de personas en los distintos sectores internos, según su amplitud para asegurar un mínimo de dos metros entre personas. Y cuanto a la sala de prensa, el máximo autorizado ha sido de 20 personas, en la torre de cronometraje y en el Race Control no habrá más de cinco personas, mientras que a la ceremonia del podio sólo podrán asistir los tres pilotos vencedores más dos autoridades y todos utilizándo tapabocas en forma obligatoria. Previo a las carreras, están fijadas reuniones de pilotos con autoridades, fijándose pautas para la carrera y responder preguntas de los pilotos. La reunión de ahora en más, será en forma virtual.

Las normas fijadas también abarcan a la gomería existente en el Gálvez, que será la única autorizada en el autódromo para brindar el servicio que funcionará bajo el difundido sistema de take away, que ha ganado lugar durante la pandemia, los que lleven cubiertas para armar o reparar no permanecerán, retornando una vez que los trabajos sean finalizados.

Así que al menos en el Gálvez todo detallado, y sin excusas para no cumplir con lo fijado cuando llegue el momento de correr, ¿12 o 19 de setiembre?…

Foto portada: AAV.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre