LA INGENIERA MAS EXPERTA de Le Mans, Leena Gade, explica cómo hay que hacer para ganar las 24 Horas.

Las 24 Horas de Le Mans es la mayor competencia de coches sport en todo el mundo y el momento culminante del Mundial de Endurance de la FIA. Sigue siendo uno de los desafíos más extremos para equipos y pilotos y uno de los que más satisface al ganar, a mí por lo menos me dio los mejores momentos de mi carrera”. Leena Gade, la ingeniera de Manchester, una de las integrantes más valiosas de la escuadra Audi que conduce Herr Doktor Wolfgang Ullrich, ya ganó tres veces esta prueba con su tripulación preferida, la del auto n° 7, integrada por André Lotterer, Benoit Treluyer y Marcel Fassler.

El Audi n° 7 en Le Mans. Este año no tienen la velocidad de los Porsche 919.

 

“Dentro de las 24 Horas acomodamos el equivalente de una temporada completa de Fórmula 1 en un solo fin de semana. Los coches son diseñados libremente dentro del reglamento usando conceptos muy distintos y poniendo al volante a muchos de los más talentosos y experimentados pilotos. Los equipos oficiales se mezclan con los particulares en cuatro clases en los que siempre hay chances de que un equipo pueda vivir su día particular, con 250 mil espectadores a lo largo de la pista” escribió Gade en una nota publicada por el diario The Guardian.

“Después de la carrera, los autos parecen como si hubieran venido de una larga batalla, pero aún a primera vista no puede entenderse qué tan cerca del límite corrimos. Solo después de un detallado análisis de cada parte queda claro qué nivel de ingeniería se precisa para hacer autos a prueba de balas para lo que ahora es, esencialmente, una carrera sprint de 24 horas” sentencia la ingeniera de 39 años.

No hay parangón para esta carrera. Todos los escenarios –el clima, el desgaste, la fatiga de los pilotos- deben ser manejados mientras uno permanece despierto las 24 horas, desde el principio al final, así que vencer al cansancio es otro desafío que no se vuelve más sencillo con la experiencia –asegura- Hay que aprender a no entrar en pánico. Es fácil caer en ello y tomar una mala decisión. Aprendí a que antes de contestar una pregunta por radio, hay que inspirar profundamente y luego hablar. Uno se calma y entrega respuestas razonadas”.

Para Gade, la pista de Le Mans “no puede ser más distinta de un circuito de Fórmula 1 (…) “Aún con 38 curvas es muy veloz, con más del 80 por ciento de la carrera hecha con el acelerador a fondo. Y agrega: “A causa de la longitud de la carrera, el grip va creciendo hasta el amanecer del domingo –lo que llamamos “happy hour”– que es probablemente mi momento favorito. Es cuando uno ve el verdadero potencial de los autos. Tácticamente también prepara el escenario para las siete, ocho, nueve horas restantes. Es cuando uno puede ganar la carrera o tirarla a la basura”.

Gade hace una descripción muy ajustada de las fuerzas en competencia: “Nuestro Audi R18 e-tron quattro tiene una velocidad máxima de alrededor de 320 km/h, con un motor V6 diesel y un sistema de recuperación de energía de rueda volante («flwheel»). Los fabricantes están autorizados a recuperar distintas cantidades de energía, y el R18 tiene una capacidad de recuperación de 4 mega-joules por vuelta; Porsche tiene un motor naftero V4 con un sistema de recuperación basado en baterías, recuperando energía del tren delantero en las frenadas y del turbo. Ellos tienen 8 megajoules de capacidad y por eso el auto tiene una enorme velocidad final, lo que nos supone un desafío enorme a nosotros para tratar de superarlos. Toyota es el actual campeón del mundo y no vienen a Le Mans a ser segundos. Su auto es propuslado por un V8 naftero, con un sistema de recuperación de 6 megajoules basado en un super-capacitor, que entrega la energía recuperada a ambos trenes. Nissan son los chicos nuevos de este año y trajeron un concepto alternativo, un motor naftero V6 delantero; el auto tiene tracción delantera y un sistema de recuperación como el nuestro pero de 2 megajoules”.

 

Leena Gade, la exitosa ingeniera de pista de Audi.

 

A la hora de decidir la estrategia para la carrera, la ingeniera inglesa es de lo más destacado que puede encontrarse en Le Mans: “Todo se define en torno a las cubiertas, porque una parada en boxes es efectivamente una penalidad durante la carrera. Por eso, la clave es lograr los mejores tiempos y la mejor perfomance de un mismo juego de neumáticos por tanto tiempo como sea posible. Pero el consumo de combustible también es importante porque si podés dar una vuelta más que los rivales antes de reabastecer, eso reduce la cantidad de detenciones al final”. Gade comenta que “el orden con el que los pilotos se suben al auto está preestablecido y no se altera salvo algún malestar físico”. Para la estratega, “una de los grandes atractivos que tiene esta carrera es que todo puede pasar y que nunca termina hasta que realmente se termina”.

La carrera comienza este sábado a las 10 (hora argentina).

Por el equipo de VA

Fotos: Audi

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre