PREMIO A LA PERSEVERANCIA.

Tuvo que esperar 48 carreras y, en el medio, también superar un incendio en el taller en medio de la pandemia. Pero si hay algo que representa a los Candela es la perseverancia y Kevin hizo gala de esto en el Villicum, donde con el Ford propio logró su primer triunfo en el TC Pista, y de esa forma meterse en la pelea por un lugar entre los 12 de la Copa de Plata.

El bragadense se había quedado con la sangre en el ojo desde el sábado; había logrado la pole y fue penalizado en la técnica con tres puestos por la altura del auto. El revés lo alimentó para el domingo, segundo en su serie y largó tercero la final.

Allí, supo esperar que la lucha desgastara a Agustín De Brabandere y a Otto Fritzler. Primero fue el entrerriano el que tuvo que abandonar y, luego, el pibe de San Miguel se despistó solito, y le dejó el camino allanado a Candela con cuatro vueltas para el cierre, si bien tuvo que cuidarse de un Humberto Krujoski que lo tuvo a tiro con el Chevrolet.

Candela cruza la meta y logra esa tan esperada victoria.
-publicidad-

Kevin no se amilanó y logró ese tan ansiado triunfo que dejó aflorar una pila de emociones, no sólo por la victoria en sí misma, también por aquel incendio en agosto de 2020 en el taller, cuando el fuego consumió al camión que con sacrificio habían comprado, «salvándose» los siete autos que descansaban en el lugar.

“Pudimos cortar la mala racha que nos persiguía; siempre habíamos andado bien en el Villicum. Sí, me quedé con bronca por lo de la clasificación, pero la carrera fue distinto, el auto funcionó bárbaro y la ganamos muy bien”, comentó el novel ganador, fundido en un abrazo con su padre.

Otra nota saliente fue el tercer puesto de Matías Canapino con el Chevrolet del RUS Med Team para conseguir su primer podio en la telonera. «Estoy contento de haber logrado nuestro primer podio en el TC Pista. Se lo dedico a mi familia, son quienes me han apoyado en este tiempo duro, y por supuesto dedicársela a mi viejo especialmente», resaltó el hermano de Agustín.

Mati Canapino logró un podio muy especial que, claro, fue dedicado a papá Alberto.

En el campeonato, Federico Iribarne (Chevrolet) sigue liderando a pesar de llegar 11°, suma 259,50 puntos. Santiago Álvarez (Dodge), séptimo en San Juan, 239,50 y Krujoski se metió tercero, 239.

La próxima, el fin de semana otra vez en el Villicum.

 

Fotos: Prensa ACTC.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre